Ciudades del futuro: Sin Semáforos y con Coches Autónomos

Coches Autónomos

¡¡El futuro ya ha empezando!! Es lo que sostienen los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas que al “Senseable City Lab” del MIT de Boston coordinan los proyectos de movilidad basados en la tecnología digital, los grandes datos y los sistemas de transporte. “La ciudad realmente a la vanguardia en el transporte público es, sin duda, Singapur”, comentan. “A partir de 2016 se iniciará, en esta ciudad, un nuevo proyecto en el que el MIT también está trabajando para introducir coches autónomos en un espacio urbano“. Será un proceso gradual: se tardarán 5 años para perfeccionar la tecnología y luego se pasará a la producción en serie. “Vamos a empezar con una docena de coches. Al principio habrá conductores/tutores que ayudarán los pasajeros a superar la desconfianza inicial de un coche que se conduce por sí mismo. Se crearán zonas dedicadas a estos coches y se realizarán los primeros semáforos inteligentes”. Un sector en el que las investigaciones del MIT están particularmente avanzadas.

El proyecto se llama “Wave” y pretende desarrollar en los próximos meses los primeros productos comerciales capaces de asignar una especie de “slot “para cada vehículo autónomo. Estas soluciones permitirían la eliminación de los semáforos, es decir los principales responsables de atascos y contaminaciones, y permitir el aumento de los flujos de tráfico respecto al viejo sistema, reduciendo las emisiones contaminantes en un 30%.

Otro aspecto fundamental del transporte del futuro es la movilidad compartida que atrae siempre más personas de todo el mundo a compartir coches, autocares y autobuses. En las grandes ciudades, pero no sólo, la “nueva frontera” está representada por la posibilidad de compartir entre varios usuarios el mismo viaje en taxi. En Nueva York, donde el 40% del tráfico se produce por el movimiento de la famosos “yellow cab”, hay un promedio de 500.000 viajes al día. Los investigadores del MIT han analizados unos 110 millones de estos viajes llegando a la conclusión de que casi todos estos “movimientos” pueden ser compartidos, reduciendo del 40% los viajes en taxi, y sobre todo con una disminución del tráfico entre 16 y 20%.

“Estamos pasando de la propiedad privada al acceso publico, en muchas áreas. Y las dinámicas de los gastos compartidos aplicadas en el transporte, como Uber y BlablaCar, ya están cambiando las cosas. El impacto y la posibilidad de este proceso serán más evidentes aún con la entrada de los “driverless cars“, los coches autónomos. Los principales institutos de investigación – MIT y Google – ya están trabajando en los primeros prototipos, así que no hablamos de una profecía”. “En un futuro próximo podría ocurrir que “mi” coche me acerque al trabajo y luego, en lugar de permanecer aparcado, llevar al cole mis hijos o los de los vecinos o cualquier otra persona presente en mi red social – concluye uno de los investigadores -. El resultado será una ciudad donde todo el mundo pueda viajar “a la carta”, con una quinta parte de coche en menos respecto a la actualidad, un menor impacto ambiental y más ahorro de dinero, tiempo y energía. Y además, también la posibilidad de liberar el espacio de la red vial que podría ser reconvertido en áreas verdes”.

More from Riccardo Cannella

Netflix: La Revolución de la Televisión Llega el 20 de Octubre

Para muchos representa una verdadera revolución de la televisión. Hablamos de Netflix,...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.