Cómo Empezar a Correr

Cómo Empezar a Correr

Correr es saludable tanto física como mentalmente porque:

1) Activa el sistema cardiovascular, influye positivamente en el rendimiento cardíaco, tonifica las piernas y los glúteos, ayuda a perder unos cuantos kilos de más.

2) A nivel psicológico reduce el estrés y la ansiedad, puede ayudar a superar estados de depresión y mejora el estado de ánimo. Correr es un placer que se asemeja al chocolate … pero no engorda.

3) Es un deporte de bajo costo, ya que se necesita solamente unas zapatillas adecuadas, tenacidad y un toque de compromiso para afrontar los esfuerzos y la fatiga inicial.

4) Mientras corremos podemos además conocer nuevos corredores amigos, relajarnos, pasear al perro, tener la excusa perfecta para viajar y participar en las muchas carreras organizadas en todo el mundo.

Sin embargo, empezar a correr sin la preparación adecuada, puede ser agotador e incluso un poco peligroso ya que el riesgo de lesión aumenta si falta un plan de entrenamiento correcto, sobre todo si creemos que pasar del sofá a recorrer medias o largas distancias sea tan fácil. Pero si empezamos (o reiniciamos) de la forma correcta, correr puede ser una experiencia fantástica.

Es cierto que al principio se necesita un gran esfuerzo, pero luego, casi de repente, se convierte en una rutina agradable: el bienestar general que se experimenta durante la carrera también se extiende a las siguientes horas. De hecho, durante el día, nos encontramos más dinámicos, con más energía, más vivos y, por la noche, dormimos mejor.

Por esta razón hemos reunido algunos consejos prácticos y sencillos para empezar con el pie derecho. Pero antes de empezar es recomendable:

  • Concertar una revisión médica completa en un centro de medicina deportiva.
  • Comprar un par de  zapatillas apropiadas, probarlas unas horas antes de salir a correr para que se amolden un poco a la forma de nuestro pie.
  • Mantener un compromiso limitado a entrenamientos suaves durante los primeros meses y poco a poco, sesión tras sesión, aumentar la duración de la carrera.

 

No cabe duda que correr es un deporte democrático, abierto a todos. Desde los niños hasta los jubilados no hay límite de edad para empezar. El impacto por correr, sin embargo, puede ser inicialmente agotador para los que empiezan desde cero. Es por eso que debemos comenzar lentamente, alternando tramos de carrera con tramos de paseo.

Run-Walk-Run (correr, caminar, correr) es la filosofía del método Galloway, cuyo nombre se inspira en el de su creador, Jeff Galloway, famoso maratoniano y entrenador estadounidense, autor de numerosas publicaciones sobre las carreras que, además, se ocupa de ayudar y entrenar a las personas a disfrutar del footing, ya que “la mayoría de la gente que empieza a correr se vuelve más optimista y reacciona más rápidamente a los desafíos y oportunidades de la vida”. Intercalar tramos de carrera con tramos de caminata es bueno tanto para corredores principiantes como para runners avanzados. Los corredores que empiezan desde cero y deben adquirir una cierta autonomía de aire pueden alternar un mayor número de intervalos: por ejemplo caminar entre 30 segundos /1 minuto, y correr uno/dos minutos. Con el tiempo podemos reducir la frecuencia de los intervalos caminados en función de cada uno.

El objetivo para los principiantes es convertirse de “caminantes” a joggers y de joggers a corredores. Inicialmente es aconsejable mantener un ritmo más lento: una velocidad que nos permita poder hablar muy tranquilamente, sin quedarnos sin aliento. El entrenamiento recomendado es de dos/tres veces a la semana, pero pueden ser incluso más si estamos de vacaciones, tenemos más tiempo y nos sentimos en forma.

Primer paso: llegar a correr de 20 a 40 minutos con cierta facilidad, aumentando en unos cuantos minutos (3-5) en cada sesión. Cuando de forma progresiva hemos logrado los 40 minutos consecutivos de carrera lenta, nos podremos considerar jogger.

Segundo paso: conseguir superar una hora de carrera consecutiva, intercalada con tramos de caminata rápida (recuperación activa), para lograr el título de corredor.

Más de Riccardo Cannella

Madrid: El Primer Puente Impreso en 3D ya es una Realidad

El primer puente peatonal impreso en 3D ya es una realidad: se...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *