Cómo Prevenir los Efectos del Cyberbullying en Adolescentes

Una nueva pandemia nos está acechando como sociedad, hoy en día el cyberbullying representa uno de los peores peligros para los niños y adolescentes y para el futuro de nuestra sociedad, para quienes no estén familiarizados con el término, se trata de una palabra inglesa que define el acoso verbal y físico hacia una persona en el mundo virtual.

Ya de por sí el bullying o acoso fuera de la red es sumamente nocivo tanto para la víctima como para el perpetrador, incluso para los espectadores, pero este se multiplica sobrecogedoramente cuando las consecuencias llegan al internet y aquí te explicaremos por qué, así podrás ser un buen padre que combate el cyberbullying.

Consecuencias para la víctima

Los adolescentes que son acosados en la red no tienen escapatoria, insultos, burlas y maltratos no se detienen, están colgados en las redes permanentemente, multiplicando la cantidad de personas que se burlan de ellos y la presión que sienten al ver todo eso allí sin la posibilidad de borrarlo.
Los daños psicológicos y emocionales suelen ser muchísimo más severos y hay pocas probabilidades de recuperarse, los adolescentes sienten estrés constantemente, sufren de ansiedad, depresión, impotencia, dolor, insomnio, ira, fatiga, y otros malestares similares que hacen mella en su conducta y disposición para hacer las cosas o esforzarse por sus estudios, de hecho algunos muestran síntomas físicos, como migrañas crónicas, gastritis, y tensión en la espalda y articulaciones.
Al mismo tiempo pierden la autoestima y confianza en sí mismos al ser humillados todo el tiempo, eso también les impide tener relaciones sociales normales, ya no quieren salir de sus casas ni hacer amigos, aumentando los problemas a un grado cada vez más peligroso.
Las secuelas a largo plazo parecen improbables pero en realidad son muy comunes, este problema debe ser resuelto lo antes posible para evitar que tus hijos vivan estas trágicas experiencias. Muchos estudios demuestran que las victimas de cyberbullying tienen más dificultades para hallar empleo y para formar círculos sociales o tener contactos que los ayuden a lograr objetivos más grandes en sus proyectos de vida.
Otras consecuencias son mucho más preocupantes, una buena parte de las víctimas quedan con secuelas emocionales de por vida que derivan en enfermedades mentales, como el síndrome de personalidad múltiple, nerviosismo, hostilidad, depresión crónica e intentos de suicidio.

Cyberbullying

Consecuencias para el victimario

Aunque no lo crean el cyberacosador también es víctima de sus propias acciones, de hecho la mayoría de ellos han sido víctimas de otros acosadores, muchos bullys son maltratados en sus hogares y repiten el ejemplo en las escuelas, es un círculo vicioso terrible que deberíamos evitar a toda costa, las consecuencias suelen ser aún más graves.
Si su comportamiento no se corrige generalmente la violencia sale de la red a la realidad, ya que saben que de esa forma siempre consiguen una especie de poder sobre los demás, pero este comportamiento es criminal, muy posiblemente estos adolescentes pueden terminar en las cárceles luego de haber agobiado a la sociedad.

Consecuencias para los testigos de esta conducta

Insensibilidad sería la mejor palabra para definir a quienes ven una injusticia y no hacen nada, pocos o ninguno son quienes defienden a las víctimas, nosotros como padres no podemos hacer la vista gorda a estos problemas, no se trata de una etapa en la vida de tus hijos, es mejor verlo como una enfermedad que hay que curar de raíz, no solo estarás ayudando a tus hijos y a tu familia, también aportas tu grano de arena en el futuro de la sociedad.

Cómo ayudar a las víctimas de Cyberbullying

1. Reforzar la autoestima de nuestros hijos es la clave fundamental para evitar que se sientan disminuidos por otras personas, así como dejarles participar en con varios grupos sociales, como por ejemplo en clases extracurriculares y deportes, de esa forma hay muchas probabilidades de que tengan más confianza en sí mismos gracias al apoyo y amistad de otros grupos.

2. No es bueno exagerar demasiado con la sobreprotección, ya que eso también podría ser motivo de bullying, así como obligarles a hacer o usar cosas muy diferentes a los otros niños, cuando un niño no encaja por su vestimenta, su forma de hablar, etc, tiene más posibilidad de ser una víctima de acoso e intimidación.

3. Mantén un ojo vigilante a cualquier comportamiento sospechoso, sobre todo si dicho comportamiento es antisocial, busca una aplicación para monitorear la actividad en sus teléfonos. Así tendrás la ventaja de la información mientras ellos tienen libertad.

4. Contactar con maestros y los padres de los niños que estén acosando a tus hijos muchas veces podría hacer la diferencia, evitando la raíz del problema.

Más de Catalina Lopez Zuluaga

Cómo Prevenir los Efectos del Cyberbullying en Adolescentes

Una nueva pandemia nos está acechando como sociedad, hoy en día el...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *