Cómo Sacarse una Carrera Mientras se Trabaja

Cómo Sacarse una Carrera Mientras se Trabaja

En la actualidad, sacarse una carrera en un segundo momento, no es una decisión tan rara, ni mucho menos. Lo que disuade a muchos de los que empiezan a considerar seriamente esta posibilidad es que tal vez ya están muy ocupados en el trabajo o en casa con la familia. La clásica pregunta que se plantean es: “¿cómo puedo hacer para conciliar todos los compromisos actuales con los futuros estudios?”

La respuesta, o más bien, la solución está en la carrera online.

 

Graduarse por Internet, de hecho, es la opción ideal para todos aquellos que tienen poco tiempo libre y que no podrían comprometerse a asistir a cursos y clases en cualquier universidad del país.

La carrera online nos permite asistir a cualquier curso universitario, sin las limitaciones de tiempo y espacio, a menudo impuestas por la necesidad de elegir una universidad que en ocasiones está demasiado lejos de casa.

Para todos aquellos que están interesados en sacarse una carrera online y ya tienen un trabajo, o una actividad que les ocupa gran parte del día, tienen que tener en cuenta que el estudio, de todas formas, requiere un compromiso y sobre todo, tiempo. Por esta razón, hay que encontrar un espacio de tiempo para dedicar a los estudios, de manera constante y continua. El momento ideal para estudiar es por la mañana cuando nuestra mente está más activa y al máximo de su potencialidad: intentar poner el despertador dos horas antes puede resultar una solución ideal.

Para no olvidar nada es conveniente que los futuros estudiantes dispongan de una agenda en el que podrán anotar todos los vencimientos universitarios, más un cuaderno donde podrán tomar apuntes cuidadosamente dividido por temas (se recomienda un cuaderno de hojas sueltas con las páginas de distintos colores que separen una de otra disciplina).

Otro consejo importante es no exceder en la planificación del estudio. Es recomendable evitar exageraciones, que generalmente no son seguidas a excepción de un breve período de tiempo, ya que pueden crear alteraciones y desequilibrios perjudiciales para las actividades de aprendizaje diarias y regulares. Mejor fijarse objetivos alcanzables.

Una buena planificación es la clave: es recomendable realizar una lista exhaustiva de los argumentos relacionados con cada tema y tacharlos una vez estudiados en profundidad (nos ayudará a sentirnos más seguros y tranquilos). Nunca ponerse a estudiar si estamos cansados o no tenemos realmente ganas de hacerlo; es un tremendo esfuerzo que no conduce a ningún resultado.

Por cierto, aunque hoy en día todo el mundo es fácilmente localizable a cualquier hora del día, independientemente de las actividades que está haciendo, sería correcto avisar a los amigos y familiares evitar enviar mensajes, correos electrónicos etc. durante unas determinadas horas del día. Sin embargo la mejor opción para evitar distracciones es apagar móviles, televisiones, etc.

También es importante desconectar, levantando la cabeza de los libros y dedicarse a otras actividades, preferiblemente al aire libre y que también implique el movimiento físico, como caminar, hacer deporte, pasear al perro, etc.

Más de Riccardo Cannella

Muaaka, la Red Social para los Apasionados de la Música

¿La música da ritmo a tú vida y buscas nuevos amigos musicales?...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *