Conducir Durante más de Dos Horas al Día nos Hace Menos Inteligentes

Conducir Durante más de Dos Horas al Día nos Hace Menos Inteligentes

Conducir durante mucho tiempo reduciría nuestra inteligencia. Lo confirma una nueva investigación realizada en Reino Unido que ha demostrado cómo la monotonía de la conducción tiene un efecto negativo no solamente en la espalda y el corazón, sino también en nuestro cerebro. Más en concreto, el equipo de investigadores de la Universidad de Leicester ha descubierto que conducir más de dos horas al día podría reducir el coeficiente intelectual. “Sabemos que la conducción durante más de dos o tres horas al día tiene efectos negativos en el corazón”, comenta el autor del estudio Kishan Bakrania de la Universidad de Leicester. “Ahora, nuestra investigación sugiere que conducir demasiado también dañaría el cerebro, probablemente porque la mente es menos activa durante esas horas”.

Para lograr entenderlo, el equipo de investigación británico ha analizado los estilos de vida de más de 500 mil personas con edades comprendidas entre los 37 y 73 años. Durante cinco años ha llevado a cabo varias pruebas para medir la inteligencia y la memoria de los voluntarios. Los resultados han demostrado que casi una quinta parte, es decir cerca de 93 mil personas, que conduce entre dos y tres horas al día tenían una “capacidad cerebral inferior” en comparación con el inicio del estudio, disminuyendo a un ritmo más rápido con respecto a los que conducen menos horas o no conducen en absoluto.

Conducir durante mucho tiempo reduciría nuestra inteligencia.

“El deterioro cognitivo se mide en cinco años, ya que puede ocurrir rápidamente en personas de mediana edad y mayores,” explica Bakrania al Sunday Times. “Esto depende de los factores que influyen nuestro estilo de vida como el tabaquismo, la mala alimentación, y ahora también con el tiempo que pasamos en el coche”.

Mientras anteriores estudios apoyaban el hecho que el deterioro cognitivo estaba asociado con la inactividad física, los investigadores británicos han demostrado que otros factores también pueden jugar un papel importante. “La conducción aumenta el estrés y la fatiga, y muchos otros estudios demuestran los vínculos entre estos factores y el deterioro cognitivo”, comenta el autor.

Además, añaden los investigadores, los mismos resultados también podrían ser aplicados a los que miran durante más de tres horas diarias la televisión. Mientras, los que juegan con el ordenador por un período de dos o tres horas al día podrían hasta ver mejoras en la memoria. “Las habilidades cognitivas aumentan en aquellos que utilizan el ordenador hasta dos o tres horas al día”, concluye Bakrania. En otras palabras, “cuando se ve la televisión el cerebro es menos activo, mientras que los juegos de ordenador mantienen estimulado el cerebro“.

Más de Riccardo Cannella

Consejos para Convertirte en un Blogger de Moda

Habitualmente, la labor de blogger comienza como una mera afición. Se elige...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *