Consejos Acerca del Cuidado de la Ropa de un Bebé

Ropa de un Niño

Cuando nace un bebé siempre es una inmensa alegría y un motivo de celebración. Un niño completa la familia. La llegada de este nuevo miembro es particularmente marcado por la especial atención que los padres prestan al recién nacido.Todas las necesidades requeridas vienen satisfechas por éstos además de tener un especial cuidado en proteger el bebé de cualquier peligro.

Un niño pequeño tiene muchas necesidades y la ropa, también, entra dentro de los requisitos más esenciales para cualquier recién nacidos. Debido a que los bebés no pueden hablar es responsabilidad de los padres entenderlos en caso de que tengan cualquier problema o que no se sientan cómodos con la ropa que llevan. Comprar la ropa adecuada no es suficiente. Hay muchos padres que sufren el problema de no saber cómo manejar la ropa de un bebé y es muy importante que sepan también cómo cuidar la ropa.

Cuidar de un niño requiere mucha energía, porque son muy activos y es muy común que manchen su ropa con manchas difíciles de quitar. Sin embargo la ropa de un bebé debe limpiarse con las habilidades y las técnicas adecuadas para lograr no dañarla.
Además, ciertos detergentes pueden ser demasiado fuerte y dejar rastros de lavado en la ropa. También cabe la posibilidad que estos residuos pueden ser causas de irritaciones de la piel o incluso alergias por la sustancia química contenidas. Por lo tanto hay que elegir detergentes suaves.

Para aprender todo lo que hay acerca del cuidado de la ropa de un niño vamos a dejar a continuación algunos consejos básicos:

La ropa nueva. Aseguremonos de que toda la ropa recién comprada sea lavada adecuadamente antes de ser usada por nuestro bebé. A veces la ropa nueva puede resultar rígida o tener ciertos elementos que puedan causar irritaciones de la piel de un niño.

Quitar manchas. Existen hoy en día en el mercado productos especiales realizados especialmente para tener en cuenta la piel suave de un bebé. Simples manchas de leche derramada, comidas o incluso fugas accidentales por los pañales deben ser tratados previamente con estas soluciones para que las manchas puedan eliminarse adecuadamente después del lavado.

Manchas difíciles. Algunas manchas pueden resultar difíciles de quitar. Para tales situaciones se aconseja hervir un poco de agua, mezclarla con alguna solución quitamanchas y aplicarla en la zona afectada antes de proceder con el lavado.

Detergentes suaves. Algunos bebés tienen la piel muy sensible y fácilmente irritable sobretodo si utilizamos detergentes fuertes para lavar la ropa. Se recomienda usar un detergente suave o extra-suave para la colada de nuestro niño.

Secar la ropa. Asegurémonos de secar la ropa al aire libre sin ponerla directamente bajo la luz del sol. También asegurémonos de que esté seca antes de retirarla. Por ultimo es aconsejable guardarla en sitios donde elementos externos como polen o polvo no caigan directamente sobre ella.

Siguiendo estas recomendaciones la ropa de nuestro bebé permanecerá “fresca” y nueva después de cada colada sin olvidar que ésta necesita ser lavada con frecuencia al fin de mantener nuestros niños lejos de los gérmenes.

Etiquetas de la entrada
, ,
More from Riccardo Cannella

Google Earth Pro: Ahora Gratis para Todos

“A partir de hoy, un mayor número de personas tendrá acceso a...
Leer Más

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.