Consejos para no Enfadarse

Consejos para no Enfadarse

Las personas que suelen enfadarse y atacar por todo no tienen mucho éxito en la vida mientras las que logran sus metas lo hacen porque saben cómo controlar bien estas emociones negativas. La ira es un sentimiento casi inútil, una perdida de tiempo, que destruye y nos arrastra en una espiral de la que es difícil salir.

Es cierto, también, que controlar esos estados de ánimo no es tarea fácil sobre todo porque durante los enfados nos convertimos en personas diferentes, como si nuestros instintos primordiales saliesen a controlarnos. Por eso es importante ser conscientes de ello para poder aplicar los siguientes consejos para no enfadarse.

REFRAMING
Hay que entender que los ataques que parecen personales casi nunca lo son. Cada persona se comporta de cierta manera, simplemente porque es su forma de buscar un placer o evitar el dolor.
Un hecho que a nosotros puede parecer muy serio, a los demás puede parecer normal simplemente por diferencias de experiencias, educación y cultura. Lo que tenemos que hacer para que un evento resulte menos grave es el llamado “reframing“, es decir, ver una situación desde una perspectiva distinta. Supongamos que un conocido nuestro no nos haya saludado una noche, podríamos pensar en ello cómo una falta de respeto o una grave ofensa. Pero como no queremos enfadarnos, siendo un sentimiento inútil, replanteamos nuestro pensamiento no dándole importancia. Además, intentemos ponernos en el lugar de esa persona preguntándonos “¿si tuviera exactamente sus experiencias y su carácter no hubiera actuado yo de la misma manera?”. Tratemos de entender, entonces, el porqué hicieron lo que hicieron sin llegar a conclusiones precipitadas.

TIEMPO
El viejo refrán que recomienda contar hasta diez antes de hacer algo es cierto. El tiempo tiene mucha importancia cuando se trata de emociones pasajeras como la ira. Supongamos que un hijo de 16 años le dice a su padre que a escondida de éste cogió su coche, por suerte sin consecuencias. El padre podría enfadarse, ¿no? Supongamos también, que le cuenta la misma historia 24 años después, cuando ya tiene 40 y está casado. Esta vez, el padre podría incluso encontrarlo un episodio divertido ¿no?
Así que, cuando nos encontramos en una situación de enfado, contamos hasta diez o incluso mejor, imaginemos que el hecho ocurrió muchos años antes: tomamos la imagen mental de lo que ha sucedido y la hacemos cada vez más pequeña, podemos, inclusive, convertirla en blanco y negro, de modo que parezca que ocurrió hace siglos.

EMOCIONES POSITIVAS
El dueño de una empresa que ofrecía un servicio de transporte de personas de un punto a otro del país delegó su negocio a un grupo de conocidos, ya que él, tenía que irse de viaje por un largo tiempo. A su regreso, se encontró que los gestores habían dilapidado las ganancias y se habían apoderado de su negocio. Pero el hombre no se desmotivó y dijo: “No voy a acudir a la policía porque requeriría demasiado tiempo, en su lugar os voy a desafiar.” Se abrió una nueva empresa y al poco tiempo superó a sus “enemigos”.
Este es un buen ejemplo que nos ayuda a entender cómo las emociones negativas pueden ser transformadas de una manera positiva. El hombre podría haber pasado toda su vida tratando de vengarse de esas personas, en su lugar fue capaz de recuperarse y llegar a ser aún más rico que antes.

TRABAJAR LOS PUNTOS DEBILES
Si hay algo por lo cual nos enfadamos hoy probablemente en el futuro volverá para enfadarnos otra vez. Entonces tomémoslo como una oportunidad para trabajarlo “con calma” tratando de averiguar cuál es la cuestión sin resolver y cómo podemos evitar que nos haga perder más tiempo en el futuro. El enfado no es sólo una pérdida de tiempo, también causa estrés, aumenta la presión arterial y la depresión, así que es una buena razón para trabajar en él.

 

Más de Riccardo Cannella

Cómo Elegir Contraseñas Seguras

Cada vez más hay usuarios que se involucran al mundo de la...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *