Consejos para Prevenir la Alergia al Polen

Consejos para Prevenir la Alergia al Polen

En España, entre marzo y abril, el fenómeno de la alergia al polen (cuando cipreses, mimosas, olivos, parietarias y hierbas liberan sus polen en grandes cantidades) se manifiesta con mayor intensidad convirtiéndose en un problema para millones de personas, adultos y niños.

Defenderse contra esta “enfermedad de temporada” es posible gracias a las vacunas. De hecho las alergias se combaten eficazmente con la específica hiposensibilización, tanto por la tradicional suministración subcutánea como por la asunción sublingual. Para evitar la reaparición de los síntomas es necesario prevenirlos con fármacos que impiden al polen respirado inflamar las mucosas. El tratamiento debe ser además continuo durante toda la temporada de la exposición. Conocer también los factores que producen nuestra alergia al polen es fundamental para poder programar los tiempos terapéuticos y evitar así el contacto con los alérgenos presentes en la ciudad o en el campo.

¿Qué es el polen?

Los pólenes son granos diminutos que permiten a las plantas reproducirse y que son transportados por el viento, los insectos y el agua durante el período de polinización. Desde marzo hasta julio su concentración aumenta principalmente en los días cálidos, soleados y con viento (son ligeros y fáciles de transportar por el aire). La concentración de polen, que suele ser mayor por la noche respecto a la mañana temprano, se reduce con la lluvia. Además, cuanto mayor es la proximidad a las plantas y hierbas que los producen, mayores serán las molestias causadas en las personas que sufren alergias.

Consejos para prevenir la alergia al polen

Además de contrarrestar la alergia al polen mediante el suministro de vacunas, también se pueden tomar algunas precauciones simples pero útiles:

  • Evitar pasear en primavera por los prados y los campos de cultivo, especialmente en los días de sol, secos y ventosos, o ir a vivir al campo.
  • Elegir las vacaciones, preferentemente en los períodos en que los síntomas son más fuertes, para ir a la playa o a la montaña ya que en las medias alturas (600-1000 metros) las mismas plantas liberan polen aproximadamente un mes más tarde respecto a la llanura.
  • Mantener, si es posible, las ventanillas del coche cerradas y encender, después de comprobar la limpieza de los filtros, el aire acondicionado.
  • En los períodos críticos, practicar deportes preferentemente en sitios cerrados, gimnasios y piscinas cubiertas.
  • No cortar césped en el período de malestar y mantenerse alejado cuando los demás corten o ya han cortado un césped.
  • En el período crítico evitar la bicicleta o scooter.
  • Pueden ser útiles mascarillas que cubran la boca y la nariz. Usar gafas de sol y gorros.
  • Durante la temporada de polen, cambiarse de ropa al volver a casa, realizar lavados intranasales y ducharse.
  • Evitar el contacto con el humo del tabaco e incluso con el polvo o pelos de las mascotas.
Etiquetas de la entrada
, , ,
Más de Riccardo Cannella

Jurassic World: ¿Tendrán Plumas los Dinosaurios?

Ya han pasado más de veinte años desde el primer capítulo de...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *