Cuidado con los Teclados Inalámbricos…¡Pueden ser Hackeados!

Cuidado con los Teclados Inalámbricos Pueden ser Hackeados

Los teclados inalámbricos pueden ocultar un gran problema para la privacidad de los usuarios según los expertos de Bastille, una empresa especializada en seguridad informática que durante los últimos días ha dado a conocer una serie de informaciones que revelan una peligrosa vulnerabilidad. Para los investigadores de la compañía estadounidense, los teclados inalámbricos, que cada vez más se utilizan conectados con los ordenadores, pueden ser hackeados por otros usuarios a través de la técnica de Keysniffer permitiendo descubrir los caracteres marcados y de consecuencia guardar los datos confidenciales, como números de tarjetas de crédito y contraseñas.

Siempre según los técnicos, la vulnerabilidad es capaz de afectar ocho de los doce fabricantes de teclados probados: Anker, EagleTec, General Electric, Hewlett-Packard, Insignia, Kensington, Radio Shack y Toshiba. Ivan O’Sullivan, responsable de investigación de Bastille, ha explicado que el problema nace del hecho de que la mayoría de los teclados conectados al PC transmiten la secuencia de las teclas pulsadas sin ningún tipo de cifrado: “ha sido un increíble descubrimiento, nunca hubiéramos pensado que todavía en 2016 estas empresas estaban vendiendo teclados sin protección”.

Según uno de los ingenieros de la compañía de seguridad cibernética Bastille, Mark Newlin, los fabricantes de teclados inalámbricos tienden a emplear soluciones más baratas en lugar de utilizar conexiones a través de Bluetooth, que en la actualidad es considerado el estándar más seguro para este tipo de comunicaciones.

El sistema funciona así: cuando se presiona una tecla, el teclado envía una señal a un pequeño receptor USB conectado al ordenador. Los investigadores de Bastille han seguido un método de estudio de ingeniería inversa analizando estos receptores USB para trazar de forma contraria la ruta tomada por las señales y averiguar la manera en la que éstos se enviasen y decodificasen. Sin embargo han aparecido vulnerabilidades evidentes: “Pensábamos que el estudio de los receptores fuese sólo el primer paso en nuestro análisis. Pero nos dimos cuenta de que las secuencias de las teclas pulsadas se enviaban y recibían en abierto, sin ningún tipo de cifrado” comenta Mark Newlin.

Por lo tanto, hasta la fecha, según lo explicado por los investigadores de la popular compañía de seguridad informática, la única manera de proteger nuestra privacidad es el uso de teclados con conexión Bluetooth o, por lo contrario, volver a los viejos teclados con cable.

Más de Riccardo Cannella

Trucos de Búsqueda en Google

Las cosas más básicas, a estas alturas, todo el mundo ya se...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *