¡Demasiados Selfies Perjudican la Salud Mental!

Selfies

La tecnología está sin duda cambiando nuestras vidas. De hecho si hace unos años ir a un concierto significaba cantar nuestras canciones favoritas, hoy significa publicar en la red social preferida, o incluso más de una, fotos de antes, durante y después del concierto. Lo mismo vale para otros momentos de vida que una vez eran privados: desde la cerveza con los amigos hasta la primera cita con un chic@ todo termina inmediatamente online a través de los smartphones y tablets, los cuales se han convertidos en compañeros inseparables de la vida cotidiana. Este comportamiento está tan extendido que los expertos ya hablan del síndrome de selfies.

A confirmarlo es una investigación realizada por la Ohio State University sobre 800 hombres entre 18 y 40 años, a que se les pidió completar un cuestionario preguntándoles con que frecuencia publicaban sus fotos en Facebook o Instagram y cuantas veces modificaban sus selfies, antes de publicarlos.

El resultado: egocéntricos, narcisistas y egoístas. Los hombres que aman fotografiarse y que consideran cada momento bueno para hacerse un selfie con el teléfono y publicarlo en Facebook o en otra red social, a menudo tienen un lado oscuro. Y además algunos rasgos del carácter también estarían vinculados a la agresividad, que puede convertirse en depresión o trastornos agudos.

Según los expertos el estudio demuestra cómo la publicación continua de selfies, fenómeno siempre más común sobre todo entre los más jóvenes, es una fuente de trastornos relacionados con la esfera psicológica. Los que están obsesionados con esta manía tienen un problema de compulsividad que debería ser absolutamente curada. Además la obsesión de selfies también produciría un gran vacío interior, ya que se basa en la apariencia, y podría conducir a trastornos mentales como la anorexia y dificultades sobre el control.

En resumen, el abuso de selfies parece perjudicial para la salud mental de los hombres. O más bien, parece señalar algunas cuestiones a tener en cuenta: la obsesión por publicar y compartir selfies en las redes sociales (Facebook, Instagram, etc.) oculta, al menos según los autores de la investigación, la falta de empatía relacionada con un comportamiento impulsivo y narcisista.

Declaraciones fuertes, que parecen relacionarse con las supuestas noticias de “selfitis” de hace unos meses. Verdad o mentira seguro serán evaluadas por los demás expertos, en los próximos meses, en base también a la frecuencia de esta actitud.

Más de Riccardo Cannella

Fotos de Hijos en las Redes Sociales: ¿Si o No?

En la actualidad el uso de las redes sociales se ha convertido...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *