El Debate Sobre la Impresión 3D

El Debate Sobre la Impresión 3D

Desde alimentos, ropa o mobiliario hasta tejidos bioadaptables, drones o instrumental médico. Parece que nada se le resiste a la nueva tecnología de impresión 3D.

Basada en la fabricación por adición, la impresora 3D está suponiendo una auténtica revolución. Los beneficios que este sistema de producción alcanza hoy en día en campos como la medicina o la intervención humanitaria son espectaculares, como demuestra el reciente éxito de los implantes de prótesis pélvicas impresas en 3D o la avanzada investigación en la impresión de órganos o células madre.
Sin embargo, como toda nueva tecnología, la impresión 3D no está exenta de debate y controversia. Frente a la posición más catastrofista de los que creen en el peligro que supone, por ejemplo, la posibilidad de crear nuestras propias armas en casa, están los que sólo ven ventajas debido a la enorme versatilidad de este novedoso proceso de producción.

¿Cuáles son por tanto los aspectos más controvertidos de esta tecnología?

 

1. Impacto ambiental en la producción.

Diferentes estudios muestran que en los procesos de producción a gran escala la tecnología de impresión 3D es más contaminante que las fórmulas tradicionales. No obstante, algunos productos permiten ya reducir la huella ambiental a largo plazo al disminuir las emisiones contaminantes en su aplicación. Este es el caso de la fabricación de piezas más ligeras en industrias como la automovilística o la aeronáutica.

2. El uso recurrente de plásticos como materia prima.

Pese a que el uso de materiales biodegradables es posible, el empleo de plásticos contaminantes como el ABS es lo más habitual en las impresiones 3D. La reutilización de materiales plásticos sobrantes y el reciclaje de plástico es posible gracias al empeño de empresas como Filabot quien se ha servido del denominado crowdfunding o financiación participativa para desarrollar un sistema de creación de filamentos plásticos reciclados. Sin embargo, la progresiva reducción de la calidad del producto al utilizar materiales reciclados hace más difícil su aplicación comercial.

De la misma forma el alemán Markus Kayser ha buscado una solución más ecológica con la creación de una impresora completamente ecológica que aprovecha la energía solar y la arena para la creación de productos de vidrio.

3. Problemas para la seguridad.

La potencial elaboración de cualquier tipo de producto en una impresora 3D ha alertado a las instituciones de defensa de todo el mundo y generado inquietud en la esfera internacional. Así, el riesgo que supone la aplicación malintencionada de esta tecnología por parte de organizaciones criminales es ya objeto de estudio entre grupos de expertos.

4. Problemas con los derechos de autor y patentes.

La posibilidad de replicar cualquier producto supone una amenaza para los creadores. Las descargas ilegales y el mercado negro pueden afectar de forma importante al control y reconocimiento de los derechos de autor, pudiendo extender la piratería digital a multitud de sectores.

Más de Belén De La Puente Ranea

El Debate Sobre la Impresión 3D

Desde alimentos, ropa o mobiliario hasta tejidos bioadaptables, drones o instrumental médico....
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *