El Laberinto más Grande del Mundo

El laberinto es sin duda la imagen que mejor describe nuestros tiempos, la era de la tecnología digital, y de la “red” como intangibles espacios difíciles de alcanzar, en el que se exploran o pierden pistas, se generan o resuelven enigmas.

Y es a partir de la pasión por los laberintos, que el editor y diseñador italiano Franco Maria Ricci ha inaugurado el pasado 29 de mayo, después de 6 años de trabajo, el laberinto más grande del mundo en Fontanellato (cerca de Parma en Italia). La inspiración para el proyecto surgió cuando recibió la visita del famoso escritor argentino Jorge Luis Borges, con el que tuvo la oportunidad de compartir largas conversaciones sobre la vida y los extraños caminos que toman los hombres.

Por esta razón su laberinto recuerda y reinterpreta las reflexiones literarias y filosóficas expresadas por Borges, además de Italo Calvino y Umberto Eco. De hecho, la estructura ofrece una experiencia que transforma la naturaleza y la angustia de perdición vinculada al mito laberíntico. En este caso, la continua búsqueda planteada por el hombre, y su constante necesidad de ordenar, determinar, orientar, escapar del caos, se replantea dentro un marco de armonía: un espacio construido con casi 200 mil plantas de bambú (en 3 kilómetros de recurrido) que nos invita a perdernos para pensar, imaginar y reflexionar. Tal vez una invitación a tomarnos nuestro tiempo, lo que a menudo no disponemos o no le damos demasiado importancia y sin embargo, después de todo, es lo más precioso que tenemos disponible.

Analizando la arquitectura del laberinto más grande del mundo “della Masone, se descubre también la originalidad y la experiencia de su autor Franco Maria Ricci, experto conocedor de la historia del arte, literatura, gráfica, edición de libros y coleccionismo. De hecho, junto al laberinto, se eleva un museo que acoge una colección del mismo Ricci: el museo, con un recorrido cronológico y temático, se alimenta del amor por el arte y la belleza con obras de la pintura renacentista, esculturas barrocas y neoclásicas, retratos de origen borbónico y del noreste de Italia, figuras de bailarinas crisoelefantinas de los primeros años del ‘900. Además, el recorrido continúa hasta llegar a una biblioteca (otro laberinto donde perderse), que ofrece publicaciones de la misma editorial fundada por Ricci en 1965, catálogos, colecciones de libros (entre los cuales también se encuentra “La Biblioteca Babel” de Borges) y ediciones de su “perla negra” FMR, la revista fundada en 1982, dedicada a la historia del arte y su reflexión académica.

En conclusión, visitar el laberinto más grande del mundo y perderse entre sus pasillos es la excusa perfecta para tomarnos nuestro tiempo, curiosear y soñar más allá de nuestra imaginación.

More from Riccardo Cannella

¿Cuál Es el País Más Feliz Del Mundo?

¿Cuál es el país más feliz del mundo? Bhután? Dinamarca? Probablemente, esta...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.