El Placer de Invitar a un Café

El café es un placer.

Sin una buena taza de café por la mañana te sientes fuera del mundo. Muchos confían en sus propiedades excitantes y en ellas basan el proprio despertar matutino. Su intenso aroma es agradable en cualquier momento del día y su consumo es un verdadero rito extendido por todo el globo. En Italia, y sobretodo en Nápoles, el café es sagrado y rechazarlo es pecado.
Para el deleite del barman, sus variantes son infinitas: largo, corto, con leche, descafeinado, con hielo, bombón, amargo, carajillo. Cuántas historias para una única y pequeña taza …
Y pensar que el café llegó a Europa solo en época reciente, alrededor del siglo XVII.
La bebida fue inventada por los árabes, y se introdujo en el viejo continente gracias a unos viajeros que desde Moca, ciudad de Yemen, trajeron con ellos los granos de esta planta sagrada. La suerte del café fue estar en el lugar correcto y en el momento más adecuado, es decir, aparecer en Europa justo durante los siglos de la Ilustración y de la Revolución Industrial. Emblema de la nueva clase media, el café se convirtió en la bebida de la modernidad gracias a sus efectos adecuados a los nuevos ritmos dictados por el negocio y la producción para el consumo masivo.
Al principio se tomaba a la turca, osea molido y hervido. Luego la innovación técnica de la percolación dio nueva forma a esta bebida. Más adelante se extendió el uso de la cafetera moka que conserva el aroma del café y reduce la acidez, según lo explicado por Ippolito Cavalcanti en su tratado sobre la gastronomía italiana del siglo XIX.

El café es un placer, y más si compartido.
Este ritual es un verdadero vehículo de las relaciones sociales con múltiples significados. Puede representar el principio o el final de una relación, ser un pretexto para alejar o unir, o simplemente reconfortar si se da, junto con azúcar, a los que están tristes. Por último, pero no menos importante, después de una comida abundante, el café es el final feliz casi obligatorio por lo que entregamos (erróneamente) nuestra digestión.
En resumen, el café es un ritual necesario, y no se le niega a nadie, por eso estáis todos invitados a tomar uno con nosotros en Buenavista . Además recientes estudios han demostrado que la cafeína no solamente tiene efectos energéticos, si no propiedades para aumentar la memoria a largo plazo. ¡Para no olvidarnos!

Etiquetas de la entrada
, , , ,
Más de Riccardo Cannella

Lopifit, la Bicicleta que Incluye una Cinta de Correr

La bicicleta Lopifit es una forma alternativa de hacer un poco de...
Leer Más

2 Comments

  • Quien dijo café ¿?

    Para todos los que vivimos el café no solo como un bebida , si no como un verdadero momento social ,me gustaría comentar una interesante iniciativa solidaria ;
    Nace de la mano de Gonzalo un joven de Barcelona, profesional del marketing, que decide promover en España una vieja costumbre de la ciudad de Napoles.
    “Il café sospeso “ una iniciativa por la cual en muchos bares de la geografía española la personas de buena voluntad dejan un café pagado para alguien que no se lo puede permitir .

    Por eso os invito a visitar la pagina cafependientes.es

    Muy Bien Gonzalo, en Buenavista admiramos la gente que tiene buenas ideas ¡!

    • Gracias Ivan
      por compartir la información de esta valiosa iniciativa.
      Sí Gonzalo, en Buenavista admiramos y apoyamos las personas como tú!
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *