Érase una vez el Expreso de Oriente

Expreso de Oriente

Es la histórica locomotora de vapor, del año 1922, la 230 G 353 del Expreso de Oriente, el legendario tren que, entre 1883 y 1977, viajaba entre París y Estambul y acogió a bordo Mata Hari, Lawrence de Arabia, Josephine Baker o incluso Sean Connery como James Bond.

Los visitantes podrán nuevamente escucharla silbar varias veces al día o simplemente admirarla delante del Instituto del Mundo Árabe (IMA) en París. Descubrir que es la misma locomotora que aparece en la película de “Asesinato en el Orient Express” de Sidney Lumet en 1974, basado en una de las novelas más famosas de Agatha Christie, hace que sea aún más excepcional. A los pies del IMA, se exponen por primera vez tres de los vagones del tren, verdaderas joyas de la Art Déco: los bajorrelieves de cristal están firmados por Lalique, los preciosos tejidos son de fabricación Gobelinos, los techos de cuero de Córdoba y las cortinas de terciopelo de Génova.

La visita a los coches es el punto culminante de la exposición “Érase una vez el Expreso de Oriente“, abierta hasta el 31 de Agosto. Para el visitante, es como retroceder en el tiempo. “Es un tren muy teatral. Esto explica en parte el cariño demostrado por parte de muchos directores y cineastas.

En el vagón “La Fleche d’Or” (1929) se vuelve a encontrar el mismo ambiente de un tiempo, con los periódicos en las mesas, juegos de cartas y cigarrillos. En el bar del salón, “Le Train Bleu“, con paneles de caoba y cristales de tema floral, se reconoce la pipa de Hércules Poirot. En el coche cama se han reconstruido la pequeña cocina, la litera del conductor y la donde, se dice, Mata Hari encontró a uno de sus amantes.

Orient Express

En las salas del IMA, están expuestos los baúles Vuitton y Moynat, porcelanas de estilo Art Déco, carteles, fotografías y documentos de la época para desandar la historia del legendario tren que nace de la idea audaz del banquero belga Georges Nagelmackers.

Inaugurado en 1883, el tren dejó de viajar en 1977. Hoy en día estos coches se han clasificado como “monumentos históricos“, y para la ocasión, han sido restaurados por los voluntarios de la Asociación para la preservación del patrimonio y artesanías ferroviaria.

Más de Riccardo Cannella

El Google Maps de la Antigua Roma

Una especie de “Google Maps” de la antigua Roma nos permite convertirnos...
Leer Más

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *