¿Es Verdad Qué Saltarse el Desayuno Engorda?

Saltarse el Desayuno Engorda

¿Cuántas veces hemos escuchado decir que el desayuno es la comida más importante del día? Pues ahora una nueva investigación también confirma que tiene beneficios sobre la línea.

Según una estadística que ha involucrado a 2.000 participantes, uno de cada diez personas no desayuna. De hecho hay muchas personas que se levantan temprano por las mañanas y tienen sólo el tiempo, antes de ir a trabajar, para tomar un café rápido. Otros lo toman al bar, y otros más esperan llegar a la oficina para beber su primera taza. Sin embargo, encontrar el tiempo para desayunar de forma saludable podría resultar muy beneficiosos, no sólo para nuestro nivel de bienestar general, sino también cuando subimos a la bascula. Vamos a ver el porque.

Más de un tercio de los sujetos han declarado que se saltan el desayuno por “culpa” del trabajo. Además el 45% de ellos tienen sensaciones de hambre a media mañana, el 30% admite notar una falta de energía antes de la pausa para comer y el 14% admite encontrarse de mal humor a causa de esta molesta languidez. Entre otras razones, la falta de apetito al despertar (más del 30%), el deseo de permanecer en la cama por más tiempo (23%), y por un simple descuido (12%).

Los que se saltan el desayuno son más propensos a comer bollerías y bebidas azucaradas durante todo el transcurso de la mañana (el 27%), es decir calorías que podrían evitarse fácilmente con un desayuno saludable y abundante.

“Son 252 calorías más, las que se calcularon en el consumo de las personas que se saltan el desayuno. Por lo general, hablamos de dulces de chocolate, patatas fritas de bolsa u otros aperitivos que, a la larga, conducen a un aumento sustancial de peso, sobre todo si no se compensa con la actividad física adecuada “, explicó uno de los investigadores.

La forma de evitar o resolver estos problemas de líneas es cambiando nuestros hábitos por la mañana. Por ejemplo podemos despertar un poco antes y tener todo el tiempo necesario para preparar y tomar el desayuno antes de salir de casa. Entre los alimentos más nutritivos se encuentra la avena, que puede ser preparada en papilla o comer con leche fría como los cereales más tradicionales. Además, si queremos, podemos “añadir” a nuestros desayunos trozos de fruta fresca y jarabe de dátiles o agave. De esta manera tendremos las energías suficientes para trabajar hasta la hora de la comida. Sin embargo, si no podemos evitar el almuerzo de media mañana, es recomendable tomar una fruta o un yogur bajo en grasa.

Más de Riccardo Cannella

Librería “Acqua Alta”: La Librería más Bonita del Mundo

En internet hay quién la describe como “la librería más bonita del...
Leer Más

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *