Guía para Comprar Alimentos Saludables en el Supermercado

Guia para comprar alimentos saludables en el supermercado

También una práctica muy común como ir de compras al supermercado puede ser crucial para nuestra salud, de hecho, no hay lugar más peligroso, pero al mismo tiempo más saludable que el hipermercado cerca de casa. Lo importante es entender lo que estamos comprando.

Cuando realizamos nuestras compras en el supermercado siempre debemos tener en cuenta que estamos comprando alimentos para nuestro cuerpo y que estos productos pueden enfermarnos o no. Por eso a continuación os dejamos una pequeña guía para poder comprar sólo los alimentos saludables  que realmente necesitamos para nuestra dieta diaria y mantenernos alejado de los alimentos que no son exactamente sanos.

Frutas y verduras: ¿qué pasa con las cestas llenas de hermosos calabacínes o pimientos en enero? Cada estación tiene su propia fruta y verduras, sin embargo las ofertas de los supermercados nos han acostumbrado a encontrar de todo siempre. Para cultivar, de hecho, los calabacínes en enero, se necesitan un par de “trucos” que poco tienen de natural. También es importante tener en cuenta que las verduras fuera de temporada, cultivadas en invernaderos con luz artificial y nutrientes, pueden alterar nuestro delicado reloj biológico capaz de forma autónoma de regular el ciclo de sueño-vigilia. Ritmos esenciales para mantener el equilibrio bioquímico del sistema nervioso, hormonal e inmunológico. Y si además los calabacínes vienen desde el extranjero debemos preguntarnos si es el caso de comprar un producto que ha recorrido miles de kilómetros sólo para quitarnos el capricho de una tortilla de calabacínes en el medio del invierno! Un estudio ha demostrado que si una familia elige sólo productos locales y de temporada, siendo el empaquetado cuidadoso, podría evitar la emisión de hasta 1.000 kg de CO2 en un año y podría ahorrar hasta 100 € al mes en la compra. De hecho, los productos importados o fuera de temporada alcanzan, a menudo, precios por kg vertiginosos.

Carne: Llegamos al departamento de carnes: a nivel clínico se sabe que un alto consumo de carnes rojas (especialmente carne de vacuno, cordero y cerdo) aumenta en modo considerable los riesgo de cáncer de colon, además de aportar enormes cantidades de calorías en forma de sustancias grasas, que pueden provocar el aumento de peso. Es aconsejable, por lo tanto, poner en el carrito de la compra carnes más magras (como pollo) o pescado (incluso mejor el pescado rico en ácidos grasos omega 3) tratando de reemplazar la carne con otras fuentes de proteínas (por ejemplo, legumbres).
No es necesario que la carne esté a diario en nuestra mesa y también podemos considerar la posibilidad de que el bistec clásico no es el plato principal de una comida, sino que la carne se utilice para realizar alimentos saludables y variados (como el cuscús por ejemplo).

Pescado: Entre las estanterías del supermercado también encontraremos muchos alimentos saludables que nos ayudan a sentirnos mejor, empezando por el pescado, o mejor dicho, por las almejas, fuente indispensable de hierro, que si compradas una vez cada quince días aseguran la cantidad adecuada de este mineral precioso. Siempre en el departamento del pescado encontraremos, por ejemplo, la caballa que se considera un suplemento de proteína y vitamina, rico en grasas omega 3 esenciales para contrarrestar el colesterol y la acumulación de toxinas en la sangre. Numerosos estudios científicos realizados sobre este tema indican que entre los efectos protectores de los ácidos grasos omega 3 son sin duda los más significativos:

– Reducción de la formación de coágulos de sangre.
– Control de los niveles plasmáticos de lípidos, especialmente los triglicéridos.
– Control de la presión arterial, manteniendo el fluido de las membranas celulares, y confiriendo elasticidad a las paredes arteriales.

Por tanto, los principales efectos están relacionados principalmente con la protección del corazón y el sistema circulatorio. No sólo pescado como la caballa, el bacalao, el pez espada, el atún, las truchas, las sardina y el arenque, son valiosas fuentes de omega 3, sino también cereales, frutos secos, legumbres y aceite de linaza.

Pan y Cereales: Eligir un producto para poner en nuestro carrito desde las estanterías dedicadas a los productos de horno podrían resultar un verdadero dilema: ¿el pan es bueno o malo? Incluso en este caso existe la posibilidad de eligir productos con menos ingredientes y menos elaborados. Por ejemplo, el pan con semillas de sésamo, bueno y saludable, es rico en calcio. El pan de nueces es rico en hierro, calcio, magnesio, potasio, flúor, cobre, zinc, fósforo, y es un excelente remedio para combatir la fatiga y mejorar los resultados en los deportes.

Por supuesto esto ha sido una pequeña guia de los peligros en los que incurrimos y los beneficios que se pueden traer, haciendo una sencilla compra en el supermercado.
La advertencia es no ceder a la tentación sino ir directamente a por lo alimentos saludables que necesitamos y posiblemente conozcamos.

Más de Riccardo Cannella

¿Por Qué Es Tan Difícil Hacer Nuevas Amistades Después De Los 30?

Es un fenómeno que mucha gente considera como una anécdota: tener buenas...
Leer Más

2 Comments

  • Pingback: Bitacoras.com
  • Muy muy interesante.
    Debemos aprender a comer, cómo comer y fijarnos en que estamos comprando. Siempre es bueno realizar una comida sana y saludable todos los días (aunque no pasa nada permitirte un capricho. Pero uno ). Todo esto, si se complementa con la actividad física constante y controlada, se puede conseguir un cambio de ritmo en nuestros hábitos alimenticios y físicos. llegando a conseguir un cuerpo en forma y sano. La salud es lo más importante que puede haber y los alimentos son la base fundamental para dicho fin. Mejor grasas vegetales que animales, y si son animales,efectivamente, que sea pollo, pavo ( menos grasa que el pollo), el pescado, etc..

    Interesante e importante Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *