Historia de Chanel N°5: La Fragancia Revolucionaria

Chanel N°5 es un aroma fresco que recuerda el olor del jabón en las manos. El mismo olor que tenía la piel de la madre de Coco Chanel, lavandera de la Provenza. De hecho, cuando Gabrielle decidió crear un perfume para mujer tenía muy claro lo que quería: una esencia femenina que oliera a mujer, porque una chica debía oler a mujer y no a rosas. Y para Coco el olor de la mujer era el olor de su madre, un perfume penetrante que huele a ropa tendida al sol. Era 1920, y el mensaje olfativo ya no estaba obligado a ser testigo de la limpieza y la atención al cuidado de uno mismo, sino más bien a la imaginación para modelar una nueva figura femenina. Coco Chanel fue capaz de hacer ambas cosas. La fragancia Chanel tenía que ser un perfume deslumbrante y capaz, al igual que un traje, de resumir la personalidad de quien lo elige.

Coco Chanel

En el verano de 1920, Coco Chanel se encontraba de vacaciones en la Costa Azul con su amante, el gran duque Demetrio Románov. Se fue a visitar a Ernest Beaux, sofisticado perfumista de origen rusa, para encargarle un perfume revolucionario. Se necesitaron dos meses de trabajo antes que Ernest presentase a Coco, en la Rue Cambon 31 de París, las diez muestras numeradas de 1 a 5 y de 20 a 24. Ella eligió el N°5. Sin embargo, el frasco elegido contenía los resultados de un error de laboratorio realizado por un asistente de Beaux que había añadido una sobredosis de aldehído. Un compuesto orgánico derivado de la fermentación de azúcares que tiene un olor muy similar al jabón. ¡¡Perfecto para Coco Chanel!!

“Estrenaré mi colección el 5 de mayo, el quinto mes del año, por eso dejaré que este número le traiga suerte”. Chanel N°5 fue un éxito inmediato. La leyenda cuenta que inmediatamente después de la elección, Coco se fue a comer con Beaux y mientras estaban sentados en la mesa se puso un poco de este perfume. Las mujeres en la sala hicieron la cola en su mesa para conocer de donde provenía esa fragancia celestial. En 1924 Coco Chanel firmó un contrato con Pierre Wertheimer, propietario de Les Parfumeries Bourjois, la más famosa compañía de cosméticos franceses de la época, para crear una nueva compañía, Les Parfums Chanel.

Evolución Frasco y Tapón Chanel Nº5

Una fragancia eterna y un frasco refinado. Una simple botella de farmacia transparente, de vidrio o de cristal. El primer frasco de Chanel N°5 fue producido en 1919, era muy pequeño y su forma era más redondeada respecto a la que conocemos hoy en día. Sin embargo la botella original resultó ser demasiado frágil y fue reemplazada por una con formas más racionales. Por lo contrario, el tapón ha sido objeto de varios cambios desde que comenzó la producción en 1924: en los años cincuenta más despuntado y voluminoso, en 1970 aún más grande y en 1986 más armonioso y proporcionado.

Más de Riccardo Cannella

Superluna: La más Grande y Brillante de los Últimos 68 Años

Se le llama Superluna, aunque sigue siendo siempre nuestro satélite natural que...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *