La Historia de la Pizza

Historia de la Pizza

La pizza es una de las comidas italianas más popular y más querida en el mundo; además, es una especie de “comida rápida tradicional” que tiene orígenes antiguos. Es sencilla y fácil de llevar; los ingredientes necesarios para prepararla son simples, y consisten en harina, levadura, sal, mozzarella y tomate, más otros ingredientes opcionales.

Historia de la pizza en la antigüedad

Aunque la pizza es considerada un alimento “moderno”, sus orígenes hunden las raíces en las brumas del tiempo. De hecho, la historia de la pizza, comienza cuando el hombre primitivo aprende a derivar del trigo una especie de harina, hecho por la trituración de los granos, y mezclarla con agua para obtener panecillos cocinados sobre el fuego. La evolución verdadera se obtiene, sin embargo, con el descubrimiento del horno que permite una cocción definitivamente mejor de este tipos de antiguos panecillos. Parece que, entre los pueblos de la antigüedad, los egipcios primeros y los etruscos más tarde, aprendieron el arte de preparar una comida muy similar a nuestra pizza actual sin salsa de tomate, introducida posteriormente. Por supuesto, como en la actualidad, incluso entonces, la antepasada de la pizza era muy apreciada y por eso sobrevivió a los siglos, conquistas, guerras y tiranías, llegando hasta el siglo XVII, cuando se puede decir que nació la verdadera pizza, la “napolitana” que todos aman y conocen.

Historia de la pizza en la edad moderna

Inicialmente, la pizza napolitana nace por la necesidad de hacer el clásico “pan aplastado” más sabroso y, por esta razón, se comenzó a “decorar” con ajo, manteca y sal, o, en la versión más “rica”, con queso y albahaca. Sin embargo el verdadero avance se produjo con la introducción en Europa del tomate, un elemento esencial de la pizza moderna.
Importado de Perú en Europa gracias a los colonizadores españoles, que llegaron después del descubrimiento de América, el tomate fue utilizado antes en la cocina como una salsa cocida con sal y albahaca, y sólo más tarde, los cocineros napolitanos entendieron que también se podría utilizar para decorar las tortas de pan para hacerlas más sabrosa.
Así que, en realidad, la historia de la pizza tal como la conocemos, comenzó en la segunda mitad del siglo XIX cuando nació la clásica pizza “de tomate y mozzarella”, que de inmediato se hizo famosa, no sólo en la capital napolitana, sino también en América gracias a la multitud de italianos emigrados a Nueva York.
Por supuesto, con el tiempo, los pizzeros napolitanos dieron lugar a numerosas variantes de la “primera pizza”, entre las cuales las más famosas son todavía la pizza con brócoli (grelos) y la pizza “Mastunicola” es decir, la pizza con albahaca, preparada poniendo sobre la masa manteca de cerdo, queso, albahaca y pimienta.

El momento de mayor esplendor, de la historia de la pizza, sin embargo fue en 1889 con motivo de la visita en Nápoles por los entonces gobernantes de Italia rey Umberto I y la reina Margarita. La leyenda cuenta que el mejor pizzero de Nápoles, Raffaele Esposito, preparó tres pizzas diferentes para el evento: la pizza “Mastunicola“, con manteca, queso y albahaca, la pizza “Marinara“, con tomate, ajo, aceite de oliva y orégano, y la “Tomate y Mozzarella” pizza con tomate, aceite de oliva, mozzarella y orégano, cuyos colores llamaban intencionalmente la bandera tricolor italiana. Después de probar las tres, la reina quedó fascinada por ésta última y quiso alabar por escrito el pizero que la había preparada, lo cual por corresponder el honor recibido, decidió llamar la pizza como su querida reina: pizza Margarita.

La historia de la pizza en el siglo XX fue testigo de la propagación de ésta en Italia y más tarde fuera de las fronteras nacionales: la ciudad de Nápoles es una de las primeras en las que nacen pizzerías, que aún sobreviven. El resto de Italia no ofrece pizzerías hasta después de la Segunda Guerra Mundial y la primeras nacen sólo en las grandes ciudades. Con los años, la pizza se extendió en todo el mundo gracias a los emigrantes que exportaron esta tradicional comida italiana. La pizza es actualmente uno de los alimentos más consumidos y populares en el mundo, aunque haya diferencias sustanciales en el estilo de preparación entre una nación y otra, inclusive entre las distintas regiones italianas.

En fin, la pizza es un alimento tan extremadamente versátil capaz de alimentar, saciar y satisfacer todos los paladares del planeta.

Etiquetas de la entrada
, ,
More from Riccardo Cannella

La Música Rap y sus Origenes

El hip-hop y la música Rap tienen una rica historia en la...
Leer Más

1 Comentario

  • Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.