La Mejor Hora para Tomar una Taza de Café

Mejor Hora para Tomar un Cafe

¿Cuál es el mejor momento para tomar una taza de café? Entre las 9:30 y las 11:30, es decir un par de horas después de haberse despertado. Palabra de científico, o más bien palabra de crono-farmacología y neurociencia, ramas de la medicina que relacionan el consumo de fármacos o sustancias psicoactivas con el desarrollo de nuestro reloj biológico natural.

Éste sería, en definitiva, el mejor momento para disfrutar plenamente de los beneficios de la cafeína en el cuerpo, ya que disminuye los niveles de cortisol (también conocido como la hormona del estrés) respecto a cuando nos acabamos de despertar.

Al despertar hay un pico de cortisol en la sangre: así que, éste, nos haría sentir más despiertos, por lo que anularía los efectos de la cafeína. Lo mismo valdría a la hora de comer y por la tarde entre las 17:30 y las 18:30: horarios no adecuados para tomar un café. Quién lo afirma es Steven Miller, neurocientífico e investigador en la University of the Health Sciences de Bethesda, Maryland (EE.UU.): en un post de su blog, retomado por el sitio Popular Science, especifica los momentos del día en que el consumo de café nos ayudaría a mantenernos alejados de la adicción y dependencia a la cafeína.

Nuestro ritmo circadiano (es decir, el reloj interno que regula el ciclo de sueño-vigilia, la secreción de cortisol, el cambio de la temperatura del cuerpo, y así sucesivamente) está regulado por grupos de “neuronas especializadas” que controlan las funciones básicas de nuestro cuerpo, tales como por ejemplo, la alternancia de sueño y vigilia y la consiguiente liberación de cortisol, que en este caso trabaja en estrecha comunicación con las células fotosensibles de la retina. ¿Qué significa todo eso? Que entre las 8:00 y las 9:00 de la mañana, cuando “nos damos cuenta” de la luz del día, el nivel de cortisol en la sangre alcanza un pico: este es exactamente el momento en el que estamos (o deberíamos estar) naturalmente más despierto. Entonces, tomar una taza de café en esta franja de tiempo podría desarrollar una adicción o dependencia. Es mejor hacerlo, sin embargo, en la franja horaria 09:30-11:30 cuando el nivel de esta hormona disminuye fisiológicamente, para prepararse al siguiente pico (12:00-13:00).

“Los niveles de cortisol, sin embargo, varían de persona a persona”, dice Miller: por eso los horarios indicados podrían no ser válidos para todos. Sin embargo, si realmente nos cuesta despertarnos, podríamos tratar de exponernos a la luz natural (recién levantados a la ventana, mientras vamos a trabajar, quitándonos las gafas de sol). Las señales luminosas captadas por la retina estimulan una más rápida liberación de cortisol y podría ayudarnos a evitar la adicción o dependencia de la tan querida taza de café.

Etiquetas de la entrada
, , ,
Más de Riccardo Cannella

Cómo Decorar Nuestra Oficina Inmobiliaria

Con un poco de creatividad y esfuerzo, cualquiera de nosotros puede decorar...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *