La Misteriosa Historia del Tiramisú

La Misteriosa Historia del Tiramisú

Suave, delicado y cremoso, el Tiramisú es, sin duda, el postre italiano más popular en el mundo. En cuanto a sus orígenes, se han trazado varias historias, algunas bastante fantasiosas, otras más fiables. La más fantasiosa cuenta de un pastelero de Turín, que, en respuesta a una petición del primer ministro Camillo Benso, conde de Cavour, creó un postre que sustentara el goloso estadista en su difícil tarea de unificar el territorio italiano. De ahí el nombre de “Tiramisú” (literalmente significa ”levantame”) Otras historias, menos fantasiosas, pero igualmente discutibles, hablan de su creación hacia el final de 1600 en Siena, con motivo de la visita el Gran Duque de Toscana, Cosimo III de Medici. El postre tenía que representar las que eran las características del noble: la grandeza y la simplicidad. Así pues, se realizó la que fue llamada “sopa del duque”. Como resultado de ello, parece que los cortesanos atribuyeron al dulce propiedades afrodisíacas para que la “sopa del duque” se convirtió en “Tiramisú”.

Pero la historia del Tiramisú, de hecho, tiene muy poco que ver con las leyendas. La discusión sobre el origen del postre se ha vuelto tan dura que el mismo tribunal determinará la paternidad de este postre. Sin embargo no sólo en el ámbito jurídico, el Tiramisú ha sido capaz de llamar la atención sobre su origen misterioso, sino también en la esfera política: a la solicitud del Presidente de la región del Veneto del reconocimiento ETG (Especialidad Tradicional Garantizada) para el Tiramisú se opuso puntualmente su homólogo de la región Piamonte afirmando que uno de los ingredientes principales son las lugareñas ”galletas saboyanas”, y por eso sin duda sea un postre de Piamonte. La noticia ha llegado tan lejos como merecer la atención del diario británico The Guardian.

Política y controversia de un lado, ¿quiénes son los que se contienden la paternidad del Tiramisú?

Según Giuseppe Maffioli, ”bardo” de la cocina veneciana, el postre nació en la ciudad de Treviso y fue propuesto por primera vez en el restaurante Beccherie por un chef de repostería llamado Loly Linguanotto que venía de experiencia laboral reciente en Alemania. El postre y su nombre de inmediato se hicieron muy popular, no sólo en los restaurantes de la provincia de Treviso , sino también en toda el gran Veneto y más allá, en toda Italia.

No está de acuerdo Norma Pielli, clase 1917, que durante más de veinte años ha gestionado el restaurante Roma de Tolmezzo, en provincia de Udine. Ella afirma que ya por el año 1951-52 ofrecían una variante del dulce Turín (hecho de galletas saboyanas, mantequilla, chocolate, yema de huevo y leche) sustituyendo el mascarpone a la mantequilla y ”mojando” los bizcochos de soletilla en el café amargo. “Era una especie de vigorizante para recuperarse de un día entre los senderos de montaña o los esquís” comenta Norma.

En cambio Mario Cosolo, cocinero del restaurante Pieris, en Gorizia, inventó el Tiramisú incluso diez años antes, en 1940. A declararlo es su hija Flavia: “Desde los años treinta mi padre ofrecía una copa de chocolate y sabayón- por aquellos entonces el mascarpone no se utilizaba – que llamó Copa Vetturino. A principios de los años cuarenta, cambió el nombre en Tiramisú inducido por el comentario de un cliente”.

¿Quién ganara?

More from Riccardo Cannella

Google Maps Ahora Tiene un Diseño Más Fácil de Usar

Cuando hablamos de plataformas de navegación, Google Maps es probablemente una de...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *