La Noche de Brujas: Historia y Tradiciones de Halloween

Halloween

Halloween, la noche mágica por excelencia ya se ha convertido en un símbolo para todos los amantes del terror e incluso única ocasión, para los que no son fans del género, de disfrazarse de monstruo, aunque sólo sea para asistir a una fiesta. Sin embargo ¿cuáles son sus orígenes?

Historia de la fiesta de Halloween

Contrariamente a la creencia popular, la fiesta de Halloween no tiene orígenes estadounidenses, ya que la tradición de celebrar la víspera de Todos los Santos (en Inglés All Hallows Eve, transformada luego en Halloween) tiene en realidad procedencia británica, más específicamente celta.

La historia de Halloween se remonta al Samhain (sow-en), es decir la celebración del año nuevo en los antiguos pueblos celtas. Samhain, que traducido significa “el final del verano,” coincidía con los finales de Octubre, cuando las temperaturas se hacían más frías. La llegada del Samhain establecía entonces el cambio de estación.

Los celtas eran un pueblo que se dedicaban a la crianza de animales. Cuando empezaba el frío, los pastores desplazaban su ganado al valle. En los meses de invierno, de hecho, se quedaban en casa, haciendo trabajos manuales y pasando mucho más tiempo con sus familias. Según las tradiciones celtas los momentos de transiciones entre los dos estados (cambio de estación y desplazamiento de la población) tenían poderes mágicos especiales y abrían algún tipo de conexión con el mundo de los muertos, es decir aquellos que habían tenido la experiencia de la última transición, la que existía entre la vida y la muerte. Durante el Samhain el mundo de los vivos estaba en estrecho contacto con lo de los muertos, y los espíritus de éstos viajaban de regreso a la tierra.

Muchas de las actividades llevadas a cabo durante el Samhain, como sacrificar animales a los dioses y sobre todo pintarse de negro los rostros para protegerse de los espíritus malévolos o hacerse pasar por los mismos muertos, estaban justamente relacionadas con estas creencias que, transmitidas oralmente de generación en generación, han llegados algunas a convertirse en las actuales tradiciones de la fiesta de Halloween.

La calabaza de Halloween

La tradicional calabaza, principal icono de la fiesta de Halloween, es conocida en todo el mundo. Sin embargo, hay muy pocos que saben exactamente a qué se refiere. Para encontrar una explicación, tenemos que remontarnos a una vieja leyenda de la tradición irlandesa, la que habla de Jack O’Lantern.

La leyenda cuenta que, en la noche de Todos los Santos, un atrevido herrero, casi en punto de muerte, se las arregló para engañar al diablo, lo cual tuvo que renunciar a tomar su alma. Éste, por venganza cerró las puertas del infierno a Jack. El herrero, entonces, que llevaba consigo un gran nabo, lo entalló y puso en su interior un carbón encendido para iluminar el camino que lo llevaría de vuelta a casa. Desde entonces, en la noche de Halloween, si miramos con atención, veremos una llama errante en la oscuridad buscando el camino hacia su hogar.

Y entonces de ¿donde llega el uso de la calabaza?

La calabaza viene del hecho de que los inmigrantes irlandeses que habían huido de sus tierras a mediados del siglo XIX, una vez llegados a Estados Unidos, no encontraron nabos lo suficientemente grande como para ser entallados. Lo que encontraron, en su lugar, fue una importante cantidad de calabazas, que parecieron así unos dignos sustitutos del nabo.

La calabaza se utiliza porque se pensaba que durante la noche de Todos los Santos, podía mantener lejos de las casas los espíritus de los muertos que, al igual que Jack, trataban de regresar a sus hogares.

Truco o Trato

Durante la Edad Media, una práctica popular del día de Todos los Santos era la preparación de la “soul cake” (la torta de alma): una torta sencilla hecha de pan decorada con pasas o grosellas.

En la tradicional fiesta llamada “souling,” los niños iban de puerta en puerta pidiendo un trozo de pastel, al igual que en el moderno Truco o Trato. Para cada pedazo de tarta obtenido, los niños tenían que decir una oración por el alma de un familiar fallecido, o un pariente fallecido de aquellos que les habían dado el pastel en cuestión. Las oraciones de los niños tenían que servir a las almas de los muertos para encontrar la salida del purgatorio y llegar al paraíso.

Entonces….¿Truco o Trato?

More from Riccardo Cannella

El Sitio Web Que Funciona Sin Conexión a Internet

Apaga tu conexión a Internet por un momento y mira cómo te...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.