La Síndrome de los Teclados Táctiles

Sindrome de los teclados táctiles

Los teclados táctiles han cambiado la vida de muchos, especialmente la de aquellos que, por trabajo, tienen que tener un dispositivo para escribir siempre a mano. Prácticos y atractivos, los dispositivos de pantalla táctil “esconden” en su uso prolongado, problemas en las articulaciones, y de consecuencia provocan daños significativos a las articulaciones del hombro. Esto ha sido demostrado por los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Northern Illinois en DeKalb. El doctor Jeong Ho Kim ha comparado, juntos a otros colegas, el impacto que tres tipos de teclados han tenido en el grupo de voluntarios que se han sometido al estudio.

Investigación y resultados de la síndrome de los teclados táctiles.

Los investigadores han reclutado a 19 usuarios de teclados virtuales (10 hombres y 9 mujeres) con una edad media de 25 años. Los voluntarios se han enfrentado a una serie de pruebas de cinco minutos de duración por cada uno, en el que iban a tipificar los pasajes de los cuentos de los hermanos Grimm. Los teclados en los que han tenido que operar eran de tres tipos: pantallas táctiles, de ordenadores de sobremesa y portátiles. Una placa colocada debajo del teclado medía la fuerza de la presión registrada mientras que los electrodos colocados en los antebrazos y en los hombros medían la actividad muscular.

Con respecto a la velocidad media de mecanografía, los teclados tradicionales han registrado un ritmo de 63 palabras por minuto, frente a los 25 de la pantalla táctil, y como era de esperarse la mayor precisión ha resultado las de los teclados tradicionales. Cuando los participantes escribían con los teclados táctiles, la actividad muscular en los antebrazos ha resultado ser inferior, mientras ha resultado ser mayor en los músculos del trapecio (ubicados en apoyo de los hombros y los brazos, en la parte superior de la espalda).

Causas de la síndrome de los teclados táctiles.

Las causas de este aumento de carga sobre los hombros sería efecto, según los estudiosos, de la posición que toman la mano y el antebrazo en el acto de escribir con los teclados táctiles, permaneciendo de alguna manera en “suspensión”. Estos tipos de teclados, de hecho, carecen de un mecanismo de “feedback” que indica cuando una tecla se ha pulsado y de consecuencia se requiere menos fuerza para escribir y menos actividad muscular de los dedos en comparación con los teclados tradicionales. Todo esto puede llevar a una situación de carga estática prolongada en los hombros, es decir, una forma de tensión muscular causada por no moverlos. A pesar de que la actividad muscular registrada no era mucho mayor en el trapecio, los científicos advierten que el uso prolongado puede conducir a problemas crónicos en el hombro, causando dolores y rigidez de éste.

Por lo tanto, recordar la próxima vez que hay un limite para cada cosa cuando se utilizan los teclados táctiles, puede resultar ser útil para proteger nuestras articulaciones de estos efectos.

Más de Riccardo Cannella

¿La Batería de tu Smartphone Dura Poco? Culpa de Facebook

¿La batería del teléfono se agota rápidamente? La culpa es sobre todo...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *