Las Técnicas más Eficaces para Relajarse

Las Técnicas más Eficaces para Relajarse

Crisis económica. Desempleo. Desastres naturales. Estamos literalmente bombardeados con noticias que no hacen más que crear tensión e incertidumbre en nuestras vidas. Como si eso no fuera suficiente, nuestras mil tareas diarias añaden estrés al estrés, y es prácticamente imposible para nosotros poder relajarnos.


Horarios de trabajo, exámenes de la universidad, problemas financieros. La preocupaciones nos devoran día tras día, hora tras hora. Estamos tan acostumbrados a estar nerviosos y ansiosos, que también las merecidas vacaciones pueden perder sus efectos beneficiosos.
Hoy más que nunca tenemos que aprender a relajarnos.
Veamos cuáles son las técnicas más eficaces para relajarse:

TOMAR CONCIENCIA DE NUESTRAS ANSIEDADES
La conciencia es el ingrediente clave de cualquier cambio. Sin conciencia es como ser ratones en un laberinto que buscan desesperadamente una salida. Si queremos superar las ansiedades, primero tenemos que conocerlas, entenderlas, estudiarlas.
En la práctica, esto se traduce en el tener algún tipo de diario de la ansiedad. Cuando nos sentimos particularmente nerviosos? ¿Cuáles son los síntomas físicos? ¿Dónde nos encontramos cuando sucede?
Mientras estamos escribiendo nuestros pensamientos, de hecho se están reelaborando. Además, al tenerlos físicamente en una hoja de papel (o un archivo) pueden ayudarnos a entender los patrones que normalmente no seríamos capaces de ver. No sólo eso, anotemos también lo que sentimos cuando estamos nerviosos, nos ayuda a calmar la fuerza de la ansiedad.

RESPIRACIÓN
La respiración es nuestra verdadera arma secreta contra la preocupación y el estrés, y representa el método más simple de meditación. Pero el poder de la respiración va mucho más allá.
A menudo pensamos que nuestra mente y nuestro cuerpo son como dos “entidades” distintas: esta distinción es completamente ficticia. La mente y el cuerpo son uno sistema altamente integrado. Cuando tenemos ciertos pensamientos nuestro cuerpo responde de consecuencia, pero lo que es más interesante es que también el cuerpo puede afectar nuestra mente.
Cuando estamos nerviosos y ansiosos, respiramos de una manera superficial (con la parte superior de los pulmones) y con más frecuencia. Por lo contrario, cuando nos relajamos nuestra respiración se ralentiza y se vuelve más profunda. La próxima vez que estemos nerviosos, tratemos de recuperar el control de nuestra respiración: respirar rítmicamente, contando en nuestra mente; pero sobre todo, aprender a respirar con el abdomen, o adoptar una respiración diafragmática.

UTILIZAR PENSAMIENTOS RELAJANTES
Si hay algo que no podemos hacer cuando estamos ansiosos y agitados es precisamente pensar en cosas relajantes. El corazón va a mil, las manos nos sudan, no podemos quedarnos quietos y nos falta el aire. Todo lo que queremos es salir de la situación en la que nos encontramos. Queremos sentirnos libres.
Sin embargo, al organizarnos con antelación y encontrando esos pensamientos relajantes que realmente nos ayuden, podríamos ser capaces de derrotar la ansiedad en un abrir y cerrar de ojos.

PONERSE EN ACCIÓN
Más permitimos que nuestras mentes se focalicen en la ansiedad y en lo que nos pone nerviosos y más estos pensamientos toman fuerza y nos hunden.
El secreto entonces es distraer nuestra mente. Pasar a la acción es la mejor manera de hacerlo, por ejemplo, escribiendo en nuestro diario (o smartphone si tenemos uno). El acto de escribir ocupa nuestras mentes, debilitando los pensamientos de ansiedad.
Otra estrategia es tener una lista de actividades que nos gusten. Intentemos tener una y ponerla en practica cada vez que nos sentimos nerviosos.

MEJORAR NUESTRO SUEÑO.
El estrés y el insomnio a menudo van de la mano: estamos nerviosos y no podemos dormir. No podemos dormir y estamos nerviosos. Parece un círculo vicioso del cual es difícil escapar. El paso final para relajarnos de verdad es la adopción de estrategias para una adecuada “higiene del sueño“. Si mejoramos el sueño, los cuatro pasos anteriores serán más eficaces. Aquí tenéis el link del post “Cómo dormir bien”.

Esperemos que estos consejos puedan ayudarnos a relajar cuando estemos nerviosos.

Más de Riccardo Cannella

Dejar de Ducharse Puede Que No Sea Una Locura

Ducharse quiere decir pasar en la ducha, o en la bañera, por...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *