Lesiones Crónicas, Qué Son y Cómo Tratarlas

Lesiones Crónicas

No resulta raro que hoy en día, con el ritmo de vida que llevamos, tengamos algunas que otras molestias o incluso dolores articulares  y/o musculares.

Habitualmente no le prestamos una especial atención a estas dolencias que, sin embargo, van mermando nuestra capacidad de movimiento y de calidad de vida, con la consiguiente pérdida de salud y bienestar.

Este tipo de lesiones que se prolongan en el tiempo y que resultan recurrentes, son las lesiones crónicas (muy habituales en el mundo del deporte). Estas lesiones se pueden producir por una falta de tonicidad muscular, una alteración en el recorrido normal de la articulación o por un sobre uso principalmente. Y no, no son exclusivas de los deportistas.

¿Qué son las lesiones crónicas?

Como comentábamos anteriormente son unas lesiones recurrentes, es decir, son unas lesiones con “histórico”, que se reproducen a lo largo del tiempo y que en ocasiones pasan por fases agudas.

Las lesiones agudas o fase aguda de las lesiones crónicas, son aquella que se producen durante la ejecución del ejercicio y que trataremos en las primeras 48 horas con frío. Por su parte, las lesiones crónicas son aquellas que se producen horas después de haber realizado la actividad; normalmente pasadas 48/72 horas y que trataremos con calor principalmente.

¿Cómo tratar las lesiones crónicas?

 

Al ser unas lesiones recurrentes, el tratamiento habitual es aplicar calor sobre la zona afectada. Sin embargo, hemos mencionado con anterioridad, que este tipo de lesiones también pueden cursar con fases agudas, por lo que en estos casos, el tratamiento que debemos seguir es aplicar contrastes en la región afectada.

Los contrastes son la aplicación de tratamientos de frío y calor de modo alterno y seguido. Una propuesta de aplicación de estos contrastes puede ser la siguiente:

  • Aplicar frío durante un minuto y, a continuación, tres minutos de calor.
  • Realizamos esta combinación de frío-calor de tres a cinco veces.
  • Terminamos siempre con un tratamiento de frío.

 

Con este tipo de tratamiento de las lesiones crónicas que cursan con fases agudas, lo que conseguimos es una gran vasodilatación y vasoconstricción locales, que aumentan las respuestas fisiológicas locales, consiguiendo así reducir el proceso de recuperación.

Debemos de tener presente también que junto con estas prácticas, debemos contar con el consejo y tratamientos prescritos por un facultativo médico puesto que en ocasiones y, dependiendo de la gravedad de la lesión, es posible que necesitemos un tratamiento farmacológico, reposo, vendaje o sesiones de fisioterapia.

Escrito por
Más de Jesus Ramos

Lesiones Crónicas, Qué Son y Cómo Tratarlas

No resulta raro que hoy en día, con el ritmo de vida...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *