Lilium, el Avión Eléctrico que Despega y Aterriza en Vertical

El sueño de realizar un vehículo volante compacto para el transporte privado pronto podría convertirse en una realidad, incluso en menos de dos años. Quien lo afirma es un equipo de ingenieros y diseñadores del sector aeroespacial de la Universidad de Múnich, en Alemania, que en febrero del 2015 han fundado la innovadora start-up Lilium Aviation y actualmente están trabajando en un “objeto volador” de dos plazas a propulsión eléctrica, que, combinando lo mejor de las características de un avión y de un helicóptero, se propone como una solución verde para el transporte privado.

Además será capaz de llevar a los pasajeros prácticamente en cualquier lugar, sin necesidad de una una zona de aterrizaje específica. Lilium Jet, este es el nombre del prototipo de ala fija en construcción, podrá despegar y aterrizar verticalmente a través de una serie de motores eléctricos “ducted fan” en configuración redundante de una potencia total de 320 kW. Los propulsores permitirán alcanzar una velocidad de crucero de 300 km/h y una velocidad máxima de 400 km/h. Los diseñadores declaran que el avión eléctrico tendrá una autonomía de vuelo teórica de 500 km y la posibilidad de recarga a través de las tomas de corriente normales. El Lilium Jet, que en la versión final tendrá un peso máximo de 600 kg en el despegue, se comenzará a probar con personas a bordo a partir de 2017 para estar disponible en el mercado, si todo irá bien, en enero de 2018.

Lilium Aviation

El proyecto de Lilium Aviation parece ser un apuesta muy seria, ya que la Start-up ha sido respaldada por fondos de capital de riesgo y ha sido incluida en el programa de incubación de la ESA (Agencia Espacial Europea). “Nuestro objetivo es desarrollar un avión para el uso diario,” explica Daniel Wiegand, CEO y co-fundador de Lilium Aviation. De hecho es un medio de transporte que no contamina, no hace ruido y puede aterrizar en espacios pequeños (15 x 15 metros) y podría ser muy útil para los viajes privados de corto alcance.

Aunque es demasiado pronto para hacerse preguntas (el pequeño avión todavía no se ha realizado y certificado), no queda claro cómo el uso de un vehículo de este tipo pueda conciliarse con las normativas y sobre todo con la seguridad en proximidad de los entornos habitados. Es mucho más probable que cuando “vea la luz” el vehículo se utilice de acuerdo con las normas actuales que preven despegues y aterrizajes en lugares adecuados.

El precio al público del Lilium Jet aún no ha sido anunciado, pero con toda probabilidad será comparable al de una avioneta tradicional del mismo tamaño, mientras que los costos de ejercicios deberían ser significativamente más bajos.

Más de Riccardo Cannella

La Dieta Mediterránea Mantiene el Cerebro Joven

Seguir una dieta mediterránea (compuesta principalmente por verduras, fruta fresca y frutos...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *