Los Animales Domésticos Mejoran la Calidad de Nuestra Vida

Los Animales Domésticos Mejoran la Calidad de Nuestra Vida

Los amantes de los animales domésticos seguro que ya lo sabían, pero ahora también la ciencia lo confirma: tener un perro o un gato en casa mejora la calidad de vida. American Psychological Association ha llevado a cabo unos estudios sobre una grupo de 217 personas, confirmando que cuidar de una mascota reduce el sentido de la soledad y tiene efectos positivos sobre la autoestima, así como traer beneficios físicos. De hecho, existen muchas investigaciones que a lo largo de los años han examinado los efectos sobre los seres humanos por tener la compañía de perros, gatos, conejos y otros animales domésticos. Y todos han llegado a la misma conclusión: amar y cuidar de una mascota tiene beneficios terapéuticos, físicos y emocionales para la salud.

Los animales domésticos ayudan a combatir las alergias y construir el sistema inmunológico.
Contrariamente a la creencia común, las mascotas pueden ayudar a prevenir el asma y las alergias. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Wisconsin-Madison, publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology por James E. Gern, los niños que viven juntos con animales domésticos en casa son menos propensos a sufrir alergias en el futuro.

Animales Domésticos

Los animales domésticos ayudan a las personas que sufren de depresión leve.
Las mascotas pueden ser de gran ayuda en este sentido: un estudio realizado por la Universidad de Miami y la Universidad de Saint Louis ha establecido que los animales domésticos pueden mejorar la vida de sus propietarios desde el punto de vista psicológico, reduciendo el estrés y las enfermedades mentales. Las personas que tienen un perro, tienden a ser más extrovertidos y sociables: los paseos diarios representan una oportunidad para socializar, creando un estímulo para la interacción y la recuperación vital.

Los dueños de los animales domésticos viven más tiempo.
Tal vez sea por todos los beneficios comentados anteriormente, o por el simple hecho de tener un “compañero”, pero los dueños de mascotas resultan vivir más tiempo. Un estudio realizado sobre pacientes que, tras haber permanecidos un tiempo en la unidad de cuidados intensivos de un hospital, ha demostrado que los que en su casa tenían un animal esperándoles han tenido una tasa de supervivencia más alta respectos a quien no lo tenían. Al analizar el comportamiento de 547 personas con más de 65 años de edad, un equipo de la Universidad de Saint Andrews en Escocia, ha evidenciado que los dueños de mascotas resultan diez años más jóvenes desde el punto de vista físico y mental, respecto a sus coetáneos.

Niños y Animales Domésticos

Los animales domésticos ayudan a mantenerse en forma.
Ser propietario de animales domésticos, como los perros, fomenta la actividad física ya que hay que llevarlos “a dar un paseo”. El aumento de esta actividad se traduce en proteger a los propietarios de mascotas contra enfermedades al corazón, así como el despertar en ellos del placer de tener un cuerpo activo y enérgico. Además, un animal como un perro o un gato, necesita “jugar”. Por lo tanto, el dueño tendrá que involucrase, incluso en casa, en juegos con su compañero, manteniéndose activo y también con mejoras del estado de ánimo.

Los animales domésticos ayudan el desarrollo emocional de los niños.
Para los niños, las mascotas ofrecen muchos beneficios emocionales. Muchos de ellos desarrollan de forma más rápida la responsabilidad, la compasión y la empatía. La mera presencia de animales domésticos en el hogar puede ayudar a proporcionar una sensación de seguridad en los niños. Además tener un perro o un gato, por ejemplo, puede contribuir a aliviar la ansiedad de separación en los niños cuando la madre o el padre no están en casa. De hecho, los estudios realizados también han demostrado que las mascotas pueden ayudar a tranquilizar a los niños hiperactivos o demasiado agresivo. Jugar con una animal domestico puede ser una verdadera ocasión de aprendizaje para un niño, estimulando la imaginación y la curiosidad. Por ejemplo, lograr enseñar a un perro, tras muchos intentos, como sentarse, puede hacer entender a los niños la importancia de la perseverancia.

Etiquetas de la entrada
, , ,
Más de Riccardo Cannella

Vespa, 70 Años Siempre en Movimiento

Cumple 70 años, pero sigue siempre en movimiento. Hablamos de la Vespa,...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *