¿Los Deportes Intensos Pueden Poner en Peligro el Corazón?

¿Los Deportes Intensos Pueden Poner en Peligro el Corazón?

Los atletas profesionales no son los únicos que ponen a prueba con un intenso y prolongado esfuerzo el músculo cardíaco. También el corazón de los aficionados a los deportes intensos como el fitness, los maratones y el triathlon (disciplinas de alta intensidad siempre más difundidas) acaba bombeando a la máxima potencia.

Sin embargo ¿los deportes intensos o demasiado prolongados pueden poner en peligro la salud del corazón?

La respuesta viene de un estudio publicado en la revista Physiological Review, que por primera vez ha recopilado las numerosas investigaciones científicas realizadas en los últimos años, en relación al vínculo que existe entre la salud del corazón y los esfuerzos físicos prolongados, destacando la complejidad de la cuestión y las posibles implicaciones que conlleva conducir el proprio cuerpo más allá de los límites.

Deportes Intensos y salud: una relación “no” lineal
Según el autor del estudio Paul Thompson, director del departamento de cardiología del Hartford Hospital en Connecticut, muchos estudios clínicos realizados en los últimos años han demostrado que el ejercicio, incluso si se prolonga, tiene efectos beneficiosos evidentes sobre la salud del corazón, sin embargo, la relación gráfica entre la cantidad de deporte y el bienestar cardiovascular no aparece lineal, sino que forma una curva a “campana”, es decir, que los beneficios del ejercicio sobre el corazón crecen hasta un cierto límite por encima del cual se mantienen estables o incluso disminuyen, dependiendo de las personas. En conclusión, el esfuerzo físico muy intenso y prolongado en el tiempo no es adecuado para todos y es importante conocer nuestras características físicas al fin de evitar posibles riesgos.

Deportes Intensos y Salud del Corazón

Riesgos para algunas personas
Pero ¿de qué forma los deportes intensos pueden suponer un riesgo para el corazón? Los autores del estudio señalan que el ejercicio prolongado induce “cambios profundos en la estructura y fisiología del corazón”. Durante el ejercicio intenso, de hecho, los ventrículos cardíacos se dilatan y las células del corazón liberan proteínas en la sangre que, en algunas circunstancias, pueden ser una señal de advertencia de un ataque inminente al corazón. Aunque estos cambios son completamente normales en los que practican mucho deporte, favoreciendo más bien la mejora del rendimiento, pueden, de todas maneras, suponer un grave peligro en algunos sujetos, sobre todo en aquellos que sufren de arteriosclerosis o enfermedades cardíacas congénitas.

Prestar atención a las señales de advertencia
En el caso de la aterosclerosis, este es un trastorno hereditario caracterizado por la acumulación de sustancias lipídicas en las paredes de las arterias y puede manifestarse en los sedentarios como en los corredores de maratón. Una actividad física equilibrada tiene sin duda un impacto beneficioso sobre la salud de los vasos sanguíneos, sin embargo los esfuerzos muy intensos pueden facilitar la separación de las placas de lípidos y un posterior ataque cardíaco. Del mismo modo, un alto nivel de atención tiene que ser mantenido por los que sufren de enfermedades cardíacas congénitas, como la miocardiopatía o el síndrome de QT largo, que se caracteriza por una anormalidad en el sistema eléctrico cardíaco.

La dificultad es, a menudo, saber si sufrimos de estos trastornos, por esta razón es importante que todos aquellos que realicen deportes intensos se sometan a los correspondientes chequeos, teniendo en cuenta seriamente cualquier señal de alerta como dolores en el pecho, dificultad para respirar o sensación de fatiga excesiva.

Más de Riccardo Cannella

Comida Basura: Sólo una Cuestión de Cerebro

¿No podéis renunciar a una porción de aceitosas patatas fritas, a una...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *