Monty, el Gato con una Nariz Diferente

Monty, el Gato con una Nariz Diferente

Tanto su nariz, que parece la de un dibujo animado japonés, como su mirada irresistible han logrado conquistar los corazones de los usuarios de Facebook y Twitter, convirtiéndose en pocos días, en un verdadero fenómeno online. Se llama Monty y tiene una peculiaridad: ha nacido con una malformación genética a la nariz.

El gato, que vive a las afueras de Copenhague, desde el nacimiento sufre los efectos de una anomalía genética: le falta, de hecho, una parte del tabique nasal. Un trastorno que estéticamente afecta su perfil, más plano, y la posición de los ojos, ligeramente más espaciados de lo habitual. No padece, sin embargo, del síndrome de Down, como reportado en algunos periódicos online, ya que éste es causado por la trisomía del cromosoma 21 del cariotipo humano (el gato no puede tener el cariotipo humano, de lo contrario no sería un gato).

A pesar de poder vivir una vida completamente normal, el animal se ha quedado durante mucho tiempo en un refugio para gatos debido a su apariencia. Por suerte al final Mikala Fuglesang y el novio Michael Bjørn, una pareja sobre los treinta años, han decidido dar al gato un hogar y mucho amor.

Monty El GatoDel carácter muy paciente y curioso, el gato está perfectamente integrado en la vida familiar, compartiendo el hogar con otros dos ejemplares ya presentes. Debido a sus características estéticas, los propietarios han decidido contar sus gestas en la Web, consiguiendo casi 200.000 fans en Facebook.

“Monty ha sido muy bien recibido por la red. Muchas personas escriben para decir lo que una fotografía del pequeño y feliz Monty alegran sus día. ¡¡Es algo fantástico!! Además les gusta su mensaje al mundo: el hecho de ser diferente no significa que no podamos ser extraordinarios”.

El trastorno físico de Monty crea sólo problemas menores: tal vez para despejar fácilmente las vías respiratorias, el gato estornuda con frecuencia. A parte esto sigue siendo muy cariñoso, juguetón y se comporta exactamente igual que todos los otros gatos. Y justamente son los mismos compañeros de juego que parece no haber tenido en cuenta su única, pero extraordinaria, diversidad.

Más de Riccardo Cannella

10 Efectos Nocivos de tu Smartphone Sobre tu Salud

Lejos quedan los tiempos en que el cable de teléfono era siempre...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *