Padres Digitales: Cómo Dar El Buen Ejemplo a Tus Hijos

Padres Digitales: Cómo Dar El Buen Ejemplo a Tus Hijos

Los tiempos han cambiado. Y mucho. Si en el pasado, la mayor felicidad de un niño era bajar al parque para jugar al escondite o a fútbol, hoy en día la fantasía parece estar muerta. Y la culpa es un poco de la tecnología. De hecho, las nuevas generaciones pasan demasiado tiempo entre ordenadores, tablets y smartphones. Sin embargo, la educación infantil es algo serio. A menudo, el mal ejemplo se encuentra justo entre las paredes de casa. Son los llamados padres digitales los primeros en pasar horas y horas entre teléfono, PC, etc.

Con el fin de evitar ser “copiados”, es necesario prestar más atención a nuestras acciones. Los niños son verdaderas esponjas. La clave del éxito está en el diálogo. Comunicar verbalmente es uno de esos “gestos” que a menudo se tiende a subestimar. Por estas razones Charlene Underhill Miller, a través del blog Netnanny, sugiere a los padres digitales en crisis, los métodos ganadores para interactuar de manera constructiva con sus hijos. Sí, es el momento de parar el abuso de los dispositivos tecnológicos.

No el móvil en la mesa

Regla número uno: no el smartphone en la mesa. Compartir una comida significa vivir un momento de socialización. Estar sentado juntos y luego cerrarse en su propio mundo no es un buen hábito. Es hora de tomar un “descanso tecnológico” y hablar con el resto de la familia en lugar de chatear. Si al principio esta regla resulta difícil de seguir, se puede comenzar poniendo el dispositivo en modo silencioso.

Deshabilitar las notificaciones

Las redes sociales son, sin duda, una gran fuente de distracción. Mantener el contacto con el resto del mundo es importante, pero también tomarse una pausa. Si estamos experimentando un bombardeo constante de avisos sonoros la única solución para acabar con esta “violencia acústica” es inhabilitar las notificaciones.

Desintoxicación digital

El camino puede ser duro pero, como se suele decir, el fin justifica los medios. Una vez que haya sido capaz de poner freno al abuso tecnológico, todo parecerá más fácil. Vale la pena al final compartir con los demás la meta alcanzada: nunca ser esclavo de tweets y posts.

Diálogo cara a cara

Hay siempre más personas que están afectada por el FOMO (miedo a perderse algo) una “enfermedad” generada por el miedo de estar desconectado del mundo. Revisar compulsivamente el smartphone no es saludable. Las dependencias son siempre perjudiciales. De hecho, a menudo, se tiende a utilizar el teléfono para hacer todo. También para compartir sentimientos, pensamientos y emociones. ¿No sería mejor decir la cosas mirándose a los ojos, en un café o en un parque?

En fin padres digitales, ¡¡ha llegado la hora de revisar estos hábitos!! Sobre todo para el futuro, y la educación, de nuestros hijos.

Más de Riccardo Cannella

7 Mitos Falsos sobre el Hijo Único

Padre, madre y un niño. La familia compuesta por tres personas es...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *