Personal Shopper Inmobiliario: El Caza-Hogares

Personal Shopper Inmobiliario

Zona, tipo de finca, servicios, altura, orientación respecto a los puntos cardinales, tamaño, distribución de las habitaciones accesorios, electrodomésticos, estado de uso, etc. Cada comprador tiene sus ”ingredientes” personales que componen una única y exclusiva receta para comprar una casa. Además tales ingredientes tienen que mezclarse con los gustos de la familia, los gustos personales, los hábitos de vida y de trabajo y, obviamente, con el presupuesto.

 A razón de ellos el Personal Shopper Inmobiliario, o el agente de viviendas, se ha multiplicado en pocos años, convirtiéndose casi en una moda. Su trabajo, de hecho, es ayudar a todas aquellas personas que buscan un consejo profesional sobre cómo encontrar casa (con características deseadas y en un determinado barrio) sin tener miedo de los posibles peligros que implica realizar este tipo de transacción.

Una figura profesional que nace en los Estados Unidos en la década de los años noventa como ‘‘Buyer Brokerage” o ”Exclusive Buyer Agent”, y afirmándose sucesivamente en el Reino Unido como ”Property Finder” y especialmente en Francia con el nombre de ”Chasseur d’Appartmentes”.

 

Pero ¿quién es el Personal Shopper Inmobiliario?

El Personal Shopper Inmobiliario es un consultor que asiste únicamente al comprador en las transacciones inmobiliarias. Favorece los intereses de su cliente, siendo éste quién abonará siempre sus honorarios. Fiscalmente y jurídicamente es un agente inmobiliario, pero se diferencia porque no representa “la parte” que conecta al vendedor y al comprador, sino la figura que profesionalmente toma partido abiertamente del lado de los que tienen que comprar una casa, poniendo a sus disposición servicios, habilidades y capacidades destinadas solamente a sus fines.

 

….y ¿cómo trabaja el Personal Shopper Inmobiliario?

Las tarea principal del Personal Shopper Inmobiliario es satisfacer plenamente todas las exigencias de su cliente y liberarlo del enorme problema que conlleva una búsqueda en términos de tiempo (llamadas de teléfono, citas y visitas). Está claro que también tiene que tener profundos conocimientos del mercado inmobiliario, ser capaz de moderar las excesivas expectativas de los compradores y tras detectar, de manera más analítica, las necesidades planteadas, estudiar un plan de marketing operativo para poder actuar.

Llegado a este punto el Personal Shopper Inmobiliario empieza con su trabajo de ”cazador”. La búsqueda implica dos líneas de trabajo: consultar por cuenta del comprador toda la oferta inmobiliaria disponible y desarrollar en la zona/objetivo, elegida por el cliente, las iniciativas de marketing territorial. Identificadas, si existen, las viviendas que coinciden con las necesidades del cliente, tendrá que analizarlas y visitarlas. Realizando un buen trabajo, no enseñará más de 2 o 3 casas a su cliente.

Una vez encontrada la casa ayudará al comprador a analizarla bajo todos los puntos de vista. Regularidades Catastrales, urbanismo, conformidad de las instalaciones, análisis de la comunidad acerca de los gastos (realizados y futuros), regularidad con los pagos, análisis de los posibles costos de reformas, etc. Los datos serán adecuadamente evaluados por el Personal Shopper Inomibiliario, y utilizados para negociar y lograr un precio de compra correcto. Las negociaciones finalmente culminaran en un acuerdo por escrito que, además de ser beneficioso económicamente, también deberá ser “seguro”a nivel contractual.

Y tú ¿contrariaras a un Personal Shopper Inmobiliario para encontrar casa?

Más de Riccardo Cannella

PayPal: Guía Para los Menos Expertos

Hablar de pagos online, casi siempre quiere decir hablar de PayPal ya...
Leer Más

1 Comentario

  • Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *