¿Qué es el Día Mundial del Medio Ambiente?

El Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio de cada año, existe desde los años setenta, cuando fue proclamado por la Asamblea General de la ONU. Desde entonces, el Día Mundial del Medio Ambiente representa una ocasión para hablar acerca de los problemas ambientales relacionados, entre otras cosas, con la contaminación, la superpoblación y el calentamiento global. No debe confundirse con el Día de la Tierra: también esta jornada se celebra desde los años setenta (propuesta por iniciativa del senador estadounidense Gaylord Nelson), pero es en abril.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido en 1972 durante la United Nations Conference on the Human Environment, celebrada en Estocolmo (Suecia), y existe desde 1974. Cada año se desarrolla alrededor de un tema, que se plantea para llamar la atención sobre un determinado aspecto. Por ejemplo, el de 1974 fue “Only One Earth” (Solo una Tierra); el tema de este año es “Connecting People to Nature” (Conectar las Personas a la Naturaleza). Desde algunos años también se elige un país “anfitrión” del Día Mundial del Medio Ambiente: este año es Canadá.

¿Qué es el Día Mundial del Medio Ambiente?

Considerando que el calentamiento global ya es una amenaza muy seria y que cada año perdido para contrarrestarlo aumenta el riesgo de producir efectos irreversibles sobre el clima, a continuación encontrarás algunos consejos muy válidos para contribuir a reducir este problema mundial:

  • El uso de bombillas de bajo consumo permite reducir en gran medida la cantidad de energía necesaria para iluminar el hogar; además, las nuevas bombillas LED, son mucho más prácticas y duran mucho más respecto a las anteriores generaciones de lámparas fluorescentes de bajo consumo.
  • Seguir las instrucciones para la recogida selectiva, (a partir de la separación de vidrio, plástico, papel, etc.), de forma que sea más sencillo y económico el reciclaje de los materiales, y al mismo tiempo contribuir a reducir los costes de las tasas de residuos.
  • Aire acondicionado y calefacción deberían mantenerse dentro de un rango de 5°C inferior o superior respecto a la temperatura exterior, para obtener el máximo rendimiento y, al mismo tiempo, reducir el consumo de electricidad o gas.
  • Transporte público, bicicletas o caminar son excelentes sustitutos del coche, son unas alternativas más saludables (por supuesto, depende mucho de la oferta de servicios, para este tipo de transporte, en cada ciudad, pero esto puede mejorarse exigiendo más atención por parte de los ayuntamientos).
  • El agua no es un recurso infinito: además del clásico consejo de no dejar el grifo abierto mientras te cepillas los dientes o preferir la ducha a la bañera, es importante utilizar los electrodomésticos, como la lavadora y el lavavajillas, solo cuando estén completamente cargados. Además del agua también se ahorra en la factura.
  • Si estás pensando en cambiar un electrodoméstico, eliges los de la categoría A: consuman mucha menos energía en comparación con su rendimiento y a menudo se construyen con materiales más respetuosos por el medio ambiente.
  • Residuos “especiales” tales como baterías, ordenadores, smartphones y tablets hay que llevarlos a los puntos limpios de tu ciudad y no dejarlos en los contenedores normales. Si el dispositivo es lento, pero todavía funciona, puede ser donado a las escuelas u otras instituciones.
Más de Riccardo Cannella

Torpe, Generoso y Bonachón: El Pato Donald Cumple 80 Años

El Pato Donald, uno de los personajes de cómic más queridos por...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *