¿Qué es la Dieta Perricone….y en qué Consiste?

Dieta Perricone

La dieta Perricone, también llamada dieta lifting o dieta anti-envejecimiento, es un método para delgazar ideada por el dermatólogo estadounidense Nicholas Perricone.

El autor garantiza haber encontrado una dieta y creado complementos que consiguen hacer que las personas parezcan más jóvenes y vivan más tiempo. Específicamente, afirma que su dieta reduce la inflamación en todos los órganos, mejora el metabolismo, mejora el humor, hace que el corazón sea más resistentes a las enfermedades, reduce el riesgo de cáncer, mejora la densidad ósea, repara la piel y rejuvenece el sistema inmunológico, todo para ayudar a perder peso.

El enemigo de la dieta Perricone son las inflamaciones que, según el dermatólogo, son la causa de arrugas, acné, y otros problemas de la piel, además de una variedad de problemas médicos. La conclusión es que las malas elecciones de los alimentos son directamente responsables de las arrugas, las enfermedades degenerativas y el envejecimiento acelerado. La solución que propone es seguir su dieta y tomar sus suplementos (que se venden a precios muy caros en las tiendas más lujosas de EE.UU. y Europa) para obtener lo que él llama la reversión del proceso de envejecimiento.

¿Cómo funciona la dieta Perricone?

La dieta Perricone es muy estricta en cuanto a qué alimentos están permitidos y cuáles no lo son. Excluye todos los alimentos que según el autor desencadenan las inflamaciones, es decir, bebidas alcohólicas, panes de todo tipo, harina, café, cereales para el desayuno, pato , carne de vacuno, diversas frutas (incluidas uvas, mango, naranja, papaya, sandía), diversas verduras (incluidas las zanahorias, maíz, guisantes, patatas, calabaza), pasta, pizza, arroz, todos los refrescos con gas y endulzados,azúcar, y quesos curados.

Perricone considera buena comida los alimentos que contienen grandes cantidades de proteínas, ricos en ácidos grasos omega-3 y antioxidantes: el salmón de Alaska, pescado en general (atún, mariscos, truchas), pavo, huevos, yogur, verduras (ensaladas, brócoli, espárragos, setas, pimientos y tomates), frutas (frutas del bosque en primer lugar, cerezas, manzanas, peras y algunos tipos de melones), aguacates, aceitunas, cebada, hortalizas, té verde, especias (orégano, jengibre, pimienta de cayena y albahaca), y 8 -10 vasos al día de agua de manantial.

La dieta Perricone consta de cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, cena y dos meriendas. Requiere abundancia de alimentos como el salmón y frutas del bosque, y comer siempre proteínas antes de los pocos carbohidratos permitidos. La duración de la dieta es de 28 días (existe también una versión “mini” de 3 días). Para obtener resultados satisfactorios Perricone también recomienda 40 minutos de ejercicio por seis días a la semana.

Consideraciones sobre la dieta Perricone

El problema es que los alimentos eliminados por la dieta Perricone son necesarios para que el cuerpo funcione de manera óptima y esta contradicción ya dice mucho sobre el valor científico de esta dieta . Aunque ésta funcionara, no se puede comer así toda la vida ya que los hidratos de carbono, incluso aquellos con alto índice glucémico, son necesarios, y desde luego no son un veneno si se toman en las cantidades correctas. Además los problemas volverían a aparecer idénticos una vez concluida la dieta. En otras palabras: un mes de esfuerzo desperdiciado. También porque este tipo de dieta (baja en carbohidratos) son las más “adecuadas” para volver a recuperar el peso perdido.

La dieta Perricone es muy alta en proteínas y esto conlleva, sobre todo para aquellos que realmente practican actividad física, una disminución de la energía, un aumento de la fatiga y un empeoramiento del estado de ánimo. Por no mencionar el metabolismo, lo que seguramente se ralentizará durante las 4 semanas de la dieta, ya que carecen los días necesarios de “desprendimiento” o de descanso programado, con la recuperación de las reservas de glucógeno y el despertar de las energías y del metabolismo.

El concepto de “eliminación de toxinas”, no tiene sentido desde el punto de vista científico y práctico: todos los alimentos son potencialmente intoxicante y todos los alimentos en las cantidades adecuadas, no implican ningún tipo de problema ni para la piel ni para el mantenimiento de peso.

More from Riccardo Cannella

Monty, el Gato con una Nariz Diferente

Tanto su nariz, que parece la de un dibujo animado japonés, como...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.