¿Sabías Que El Agua No Es La Bebida Más Refrescante?

¿Sabías Que El Agua No Es La Bebida Más Refrescante?

Hace calor, mucho calor, se te seca la garganta y todo lo que quieres es simplemente una vaso de agua fría. Mejor si es grande. Sin embargo, en estos casos, para apagar la sed, es mucho mejor una taza de leche fría, entera o desnatada. O, también, un refrescante zumo de naranja.

Estas son las conclusiones de un reciente estudio inglés, realizado para evaluar si realmente el mito del agua como mejor bebida refrescante e hidratante tiene fundamentos científicos.

Según el estudio de la Universidad de Loughborough (Inglaterra), llevado a cabo midiendo durante cuánto tiempo permanecen en el cuerpo 13 entre las bebidas más consumidas, no existiría ninguna evidencia científica que justifique los famosos ocho vasos de agua al día (entre un litro y medio o dos diario) recomendados para asegurar una hidratación óptima.

Sin embargo, el nuevo “índice de hidratación de las bebidas”, creado por el estudio británico, tendría muchas más evidencias científicas.

Un sistema formulado pensando en el índice glucémico más conocido (el que mide cómo el cuerpo humano reacciona a los carbohidratos contenidos en los alimentos), basado en la propiedad de ciertos líquidos en permanecer en nuestro cuerpo más tiempo que otros, proporcionando entonces una mayor hidratación .

De hecho, si se toma un vaso de agua y poco después la mitad desaparece con la orina, lo que sigue siendo útil para el organismo es solamente la mitad de un vaso.

El estudio se ha realizado en 72 individuos varones de unos 25 años de edad, a quien se le pidió beber un litro de agua para establecer el parámetro de referencia: a la cantidad de agua retenida en el cuerpo dos horas más tarde, es decir no eliminada con orina, se le asignó la puntuación de 1.0.

Luego, se midieron de la misma manera otras 12 bebidas, basando su puntuación con la del agua: una puntuación por encima de 1.0 indicaba que en el organismo, después de dos horas, se había quedado más líquido respecto al agua (una mayor hidratación), mientras que una puntuación inferior a 1.0 indicaba una velocidad de eliminación mayor en comparación con el agua (menor hidratación).

El resultado final es que cuatro bebidas – soluciones de rehidratación, leche desnatada, leche entera y zumo de naranja – tienen un índice de hidratación más alto que el agua: los tres primeros con un índice de 1.5, y el zumo de naranja con un índice de 1.39.

Zumo de Naranja y Leche

El mayor índice de hidratación de la leche se debe a las sustancias contenidas en ella, electrolitos y nutrientes tales como sodio y potasio, que ayudan el estómago a vaciarse más lentamente y tener una acción menos importante sobre los riñones.

Incluso la cerveza y el café resultan ser buenos para la hidratación, con un índice cercano al agua con gas, y mejor todavía se han revelado las bebidas azucaradas, como por ejemplo Coca Cola (entre los financiadores del estudio), no recomendadas por el alto contenido de azúcar, pero con un buen índice de hidratación.

En particular, Coca Cola tendría un índice de hidratación de 1.23, el café de 0.91, el agua con gas de 0.98, las bebidas energéticas de 1.02, las soluciones de rehidratación de 1.54, el zumo de naranja de 1.39 y la leche entera de 1.50.

El estudio llega a otra conclusión útil: si tienes planeando un viaje largo, en el que no tendrás fácil acceso a baños y servicios, es mejor tomar un vaso de leche en lugar de agua o café frío.

No importa si, con el sol caliente y las temperaturas tropicales, un vaso de leche rico y espeso es la última cosa que te viene a la mente: lo que importa es mantenerte hidratado tanto como sea posible, y la leche fresca resulta ser perfecta para esta nuestra necesidad.

Más de Riccardo Cannella

Cyclocable: el Primer “Ascensor Urbano” para Bicicletas

Seguro que en más de una ocasión hemos decidido coger el coche...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *