También los Perros Pueden Sentir Celos

Celos en los Perros

Un descubrimiento que, para la mayoría de los dueños de perros, es una confirmación de lo que han estado observando en sus animales: los amigos de cuatro patas pueden sentir celos y actuar de consecuencia. Así lo demuestra un nuevo estudio de la University of California de San Diego, publicado en ”PLos One”.

Darwin estaba convencido de eso, sin embargo muchos investigadores durante años se han preguntado si el sentimiento de los celos requería un sistema cognitivo complejo o si ese sentimiento era sólo el resultado de una construcción social.

Este nuevo estudio es el primer test experimental sobre las conductas relacionadas con los celos en los perros. Los resultados obtenidos en 36 animales han demostrado que estas ”mascotas” tienen una forma básica de sentir los celos, que ha evolucionado para proteger los vínculos sociales de los intrusos. El equipo de psicólogos dirigidos por Christine Harris y Caroline Prouvost ha demostrado que los perros muestran comportamientos más celosos, como moverse rápidamente o empujar al propietario, cuando éste mostraba afecto hacia “otro perro” (en realidad un peluche que ladraba y movía la cola).

“Nuestro estudio muestra no sólo que los perros pueden sentir celos, sino también que tratan de romper la conexión entre el propietario y un rival aparente”, dice Harris. “Parece como si estuviesen motivados para proteger una relación social importante.” En particular, los perros eran dos veces más propensos a empujar o tocar al propietario cuando éste interactúaba con el peluche (78%). Lo eran mucho menos (22%), cuando el hombre era simplemente distraído por la lectura de un libro. Alrededor del 30% de los perros intentaron ponerse entre el propietario y el animal de peluche y mientras que el 25% se dirigió hacia el “otro perro”, sólo uno lo hizo en presencia de un sencillo cubo entre él y su dueño. Es probado, también, que los perros creen que el animal de peluche es un verdadero rival, porque el 86% han olido la parte trasera durante el experimento, una actitud típica para conocerse unos a otros.

Entender los celos es muy importante, escriben los investigadores, porque es una emoción con profundas consecuencias psicológicas y sociales. Por ejemplo, por lo general, es la tercera causa de asesinatos no accidentales. “Muchos especulan que los celos son una construcción social de los seres humanos, o que se trata de una emoción particular vinculada al sexo o romance. Nuestros resultados ponen en duda estas ideas, ya que revelan que los animales también muestran una fuerte ansiedad cada vez que un rival ‘usurpa’ el afecto de un ser querido “.

Más de Riccardo Cannella

El Ladrillo LEGO® más Caro del Mundo: ¡¡Vendido por 19.000€!!

El día 5 de febrero se ha vendido el ladrillo LEGO® más...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *