ThingMaker: La Impresora 3D de Mattel para Niños

Thingmaker La Impresora 3D de Mattel para Niños

La compañía de juguete Mattel ha presentado al publico la nueva ThingMaker, una impresora 3D diseñada para estimular la curiosidad y la iniciativa de los niños.

Sin embargo ThingMaker no es una idea totalmente original: el grupo ya en los años 60 experimentó este tipo de entretenimiento, ofreciendo pequeños moldes para construir los propios animalitos y muñecos de colores.

La impresora del 2016, que ya se puede pre-ordenar en Amazon por tan sólo 299 dólares (aunque estará disponible desde el próximo otoño), interactúa directamente con una aplicación especial (ThingMaker Design) desarrollada en colaboración con Autodesk, ya disponible para iPhone y Android, con la que los niños y los padres podrán crear pequeñas joyas de plástico, dinosaurios, robots y en general nuevos juguetes compuestos por varias secciones tridimensionales por imprimir y montar. Además la aplicación se puede utilizar para imprimir las plantillas incluidas en el programa con otras impresoras 3D compatibles.

ThingMaker Design App

ThingMaker está diseñada con el fin de mantener lejos manos y dedos de los niños “demasiados curiosos” de las zonas más peligrosas, como la boquilla, que se calienta para fundir el filamento y realizar la extrusión del plástico. Los juegos impresos con ThingMaker serán juguetes adecuados para niños de 3 años en adelante.

La impresora ThingMaker 3D no sólo hará las delicias de los niños más creativos y padres más frikis, es probable que también atraiga la atención de los geeks de todas las edades gracias sobre todo al precio muy competitivo. “Nuestra idea es hacer de la impresora un instrumento abierto a la cultura hacedora” ha comentado el Director general de Proyectos de Investigación Avanzados de Mattel, Aslan Appleman, en una entrevista al periódico Usa Today. “Lo que queremos resaltar es el ecosistema ThingMaker”.

Mattel ThingMaker

En otras palabras llegar al mayor número de clientes posible gracias a una estrategia que impulse la plataforma digital con la que Mattel pueda transmitir nuevos accesorios para los productos existentes y desarrollar una red virtual de distribución de nuevos juguetes que el niño podrá imprimirse de forma independiente. De esta forma, en un futuro no demasiado lejos, nuestros hijos podrían imprimirse un mueble para la casa de Barbie o una nueva pieza para la pista de HotWheels directamente en sus habitaciones, siempre que estén dispuestos a armarse de paciencia.

Sí, porque para realizar un pequeño anillo con ThingMaker se tarda media hora, mientras que por las piezas más grandes se necesitan de seis a ocho horas.

Más de Riccardo Cannella

Cómo Perder esos Kilitos de Más Después de las Vacaciones

Deseadas, imaginadas, esperadas con alegría, vividas intensamente, disfrutadas hasta la última emoción...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *