Ufogel: la cabaña mitad OVNI mitad pajaro

Quienes sueñan con unas vacaciones de relax en las montañas, en total armonía con la naturaleza, pero también quieren vivir una experiencia única en un lugar muy poco tradicional, tienen que ir a los Alpes austriacos, y más concretamente al Tirol del Este. Aquí, en la localidad de Nußdorf, a 1 km de la estación de esquí de Zettersfeld, hay una pequeña cabaña de madera capaz de ofrecer a sus huéspedes una estancia única. Pero no hablamos de la pequeña casa en las montañas de Heidi: aquí el paisaje y las tradiciones son reinterpretados en clave original y poco convencional.

Se trata de ‘Ufogel‘, la pequeña casa de vacaciones dirigida por la familia Pitterl a medio camino entre una casa rural y un palafito. Diseñada por Peter Jungmann, la residencia, de hecho, está soportada por una estructura que la sostiene y por eso parece casi ‘flotar’ sobre el terreno. Una arquitectura tan particular que, combinada con las líneas futuristas que definen sus formas, logra despertar la imaginación de quien la esté observando. No es raro, entonces, comparar la cabaña de madera con un pájaro estilizado o incluso con una nave espacial que acaba de aterrizar en los Alpes. De ahí la elección del nombre: la fusión de las palabras “UFO (OVNI)” y “Vogel“, palabra alemana que significa, precisamente, “pájaro”.
Pero la originalidad de la construcción no se detiene en su exterior. Si la singularidad de la estructura hace que la casa sea una pequeña obra de arte, igualmente especial es la experiencia que se puede vivir en su interior. A través de una cómoda escalera-puente se accede a la entrada y, una vez dentro, se percibe de inmediato el olor a madera que cubre la cabaña. Gracias a las grandes ventanas la naturaleza parece entrar directamente en la casa, creando una sensación de total apertura hacia el exterior.
Sentados o acostados, mientras uno come en la mesa o se ducha, la madera y el cielo están siempre presentes. El gran techo solar panorámico lleva el entorno paisajístico dentro de la casa, dando a los huéspedes la sensación de estar fuera todavía. Sin embargo, al mismo tiempo, la elección de materiales simples y naturales ofrece una extraordinaria sensación de seguridad y calidez, haciendo que la cabaña también sea sostenible desde una perspectiva ambiental.

En apenas 45 metros cuadrados de superficie se concentran todas las comodidades necesarias para disfrutar de unas relajantes vacaciones para un máximo de cinco personas a la vez.
En la planta baja se encuentra el comedor con una amplia cocina, un fregadero y una vitrocerámica. La mesa del comedor puede acomodar entre 6-8 personas. En el piso de arriba hay una cama doble de madera de pino, que puede convertirse en un sofá en caso de necesidad, y otra cama donde pueden descansar dos personas.
El cuarto de baño cubierto con piedras locales, ofrece una vista impresionante de las montañas del Tirol del Este. Ufogel dispone de calefacción por suelo radiante, que puede ser integrado por el calor de una estufa. Para los días calurosos de verano, sin embargo, hay una protección solar automática, que también se puede utilizar manualmente.

Los precios para alojarse en la cabaña de Nußdorf son a partir de 120 euros por noche para dos personas, con un recargo de 25 € por cada persona adicional.
Únicas restricciones, prohibido fumar y llevar animales domésticos.

Más de Riccardo Cannella

Controlar los Emails de los Empleados Viola Sus Derechos

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha emitido, hace unos días, una...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *