7 Razones Por Las Que No Perdemos Peso

7 Razones Por Las Que No Perdemos Peso

No hay nada más frustrante que hacer todo lo posible para perder peso y no ver los resultados. Si, además de mantener una dieta sana, equilibrada y practicar ejercicio regularmente entre tres y cinco veces a la semana, no sabemos qué más inventarnos, tal vez ha llegado la hora de entender porque no estamos perdiendo peso. Por esta razón, a continuación os dejamos siete razones posibles por las que, a pesar de los esfuerzos, no perdemos peso.

FITNESS CARDIO
Al principio el fitness cardio es ideal para quemar grasas, sin embargo en cuanto el cuerpo empieza a reforzarse y adaptarse al ritmo con que lo practicamos, se vuelve menos eficaz. Además es importante seguir un correcto descanso entre uno y otro ejercicio: realizar rápidas series de intenso entrenamiento, seguido de un breve descanso, es una de las mejores maneras de estimular la pérdida de grasa.

MÁS PROTEINAS
Se pueden eliminar todos los alimentos innecesarios o dañinos (chocolate, dulces, patatas fritas, etc.), sin embargo hay que tener en cuenta que la falta de proteínas en la dieta puede aumentar su grasa corporal. De acuerdo con un estudio publicado en “The Faseb Journal”, los que duplican sus consumo de proteínas diario son más propensos a perder grasas respecto a los que no lo hacen. Además, una dieta alta en proteínas no sólo nos hará sentir saciados por más tiempo, sino que nos ayudará a perder grasas y aumentar la fuerza muscular.

STOP AL ESTRÉS
Aunque no nos demos cuenta, el estrés puede ser perjudicial para nuestra dieta: cuando estamos bajo presión, los niveles de cortisol (comúnmente conocido como “la hormona del estrés”) empiezan a aumentar. De hecho el cortisol interfiere con ciertas hormonas (incluyendo la testosterona), reduciendo de este modo el crecimiento muscular y conduciendo a un aumento de las grasas.

MÁS GRASAS BUENAS
¿Comer grasas para perder grasas? Sí, pero sólo las grasas buenas, como las del pescado, nueces y aguacates. Un estudio realizado por la “University of South Australia” ha descubierto que el aceite de pescado (que se puede tomar a través de suplementos), junto con un ejercicio aeróbico regular mejora la “composición corporal” y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

DEMASIADOS ALIMENTOS LIGEROS
En un intento desesperado de “aplanar el abdomen” antes del verano, a menudo compramos muchos (demasiados) productos ligeros disponibles en el mercado. Sin embargo estos alimentos “aparentemente sanos” no ayudan a perder peso, ya que a menudo contienen muchos edulcorantes artificiales, que también pueden dar lugar a toda una serie de otros problemas de salud.

POCOS CARBOHIDRATOS
Una “técnica” muy común de perder peso es la de abandonar de forma temporal los carbohidratos. ¡¡Error!! Los carbohidratos mejoran todavía más nuestro rendimiento físico ya que son una fuente esencial de “combustible”, necesaria especialmente durante los entrenamientos intensos. Podemos disminuir el consumo de pan y pasta, pero será importante elegir los carbohidratos saludables, como las patatas dulces, frutas y quinua.

ESTAMOS DESHIDRATADOS
Especialmente durante un entrenamiento, el agua debería ser siempre nuestra mejor aliada. Tener, aunque sea un poco de sed, indica que estamos deshidratados, afectando de esta forma directamente nuestro metabolismo: cuando los músculos no son adecuadamente “alimentados” con una cantidad correcta de agua, ralentizan enormemente, influyendo en la velocidad con la que quemamos la grasas.

More from Riccardo Cannella

Niños Tímidos: Cómo Ayudarlos a Ser Más Seguros

¿Estamos realmente seguros de que la timidez en los niños sea un...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.