Almohada: Cómo Elegir la Mejor Solución

Almohada Cómo Elegir la Mejor Solución

La almohada no es un simple rectángulo de tela rellena de material suave, sino un verdadero compañero, que nos acompaña alrededor de un tercio de nuestra vida. La almohada, como el colchón, es un elemento fundamental para la calidad del sueño. Las características más importantes son sin duda la correcta altura y la consistencia adecuada.

Sin embargo, no es tan fácil determinar cuanto una almohada debe ser alta y suave, ya que mucho depende de la posición adoptada durante el sueño y las características anatómicas del usuario. Una cosa, sin embargo, es cierta: si se duerme con una almohada incorrecta se corre el riesgo, poco a poco, de tener también serios problemas a la espalda, cuello y extremidades superiores, que a menudo se traducen en una sensación de malestar general al despertar.

Cuando se duerme, toda la columna vertebral debe estar en una posición natural y relajada, empezando justamente desde la columna cervical. La anchura de la almohada, principalmente, debe ser de aproximadamente un metro, a fin de adaptarse a la anchura de los hombros y evitar el deslizamiento de la cabeza hacia un lado durante la noche.

Incluso la altura es fundamental. Si imaginamos dormir en posición supina (boca arriba), nos daremos cuenta de como una almohada demasiado baja o ausente obligue el cuello a acentuar su curvatura (lordosis), para compensar la vertebral (cifosis). El resultado de esta postura forzada es una rigidización nocturna de los músculos que sostienen la cabeza, y de consecuencia la aparición de dolores en el cuello en los hombros al despertar. Del mismo modo una almohada demasiado alta, obligaría a toda la columna vertebral y a la musculatura que la sostiene a una posición no natural que, mantenida durante mucho tiempo (alrededor de un tercio del día), puede causar muchos problemas al despertar. Si dormimos de lado con una almohada demasiado alta o demasiado baja la columna vertebral pierde igualmente su linealidad.

Por todas estas razones la altura de la almohada es un parámetro muy importante, al igual que su consistencia. Si la almohada es demasiado blanda, el cuello su “hunde” en su interior, mientras que si es demasiado dura el problema se invierte. En ambos casos el tracto cervical de la columna se ve obligado a mantener una posición poco natural, que el músculo trata de compensar constituyendo de esta forma una fuente potencial de dolor.

Tipos de Almohadas

Tipos de Almohadas

Incluso la elección del material es muy importante. Los asmáticos y alérgicos deberían, por ejemplo, acercarse con precaución a los clásico cojines rellenos de plumas, muy cómodos, pero no lavables y fácilmente colonizados por ácaros.

Los de espuma son más higiénicos, por tanto más útiles para las personas que sufren de rinitis alérgica. Sin embargo son demasiado calientes en verano, y en algunos casos, pueden causar algunos problemas al cuello debido a su mayor rigidez.

Un buen compromiso entre la comodidad e higiene está representado por las almohadas de látex, porque son lavables y anti-ácaros. También en este caso pueden, sin embargo, ser demasiado rígidos para aquellos que sufren de dolor de cuello.

En el mercado también encontramos almohadas “new age”, como las de “agua”, que se adaptan a la forma de la cabeza cuando se cambia de posición, las que emiten esencias relajante y estimulantes o las asociadas a piedras particulares, como la amatista, que tienen como objetivo hacer que los sueños sean más relajantes.

Las almohadas de microfibras son probablemente la solución más moderna y confortable. Gracias a sus malla especial, permite la redistribución de pesos de forma que ésta se adapte a la curvatura natural de la región cervical. El sistema es similar a lo del colchón de látex que, si bien diseñado, se baja en los puntos de presión para seguir las formas de la cabeza y del cuello. En algunos casos estas fibras están integradas con el llamado “sistema de anti-ácaros permanente”: son materiales sintéticos especialmente diseñados para repeler a los ácaros del polvo, proporcionando un sueño más reparador y “limpio” a las personas que sufren de problemas alérgicos.

Sin embargo las almohadas más modernas son las que integran el llamado “Memory Foam”. Gracias a especiales geles y a las particulares espumas de poliuretano, no sólo son capaces de adaptarse a la forma de la cabeza y el cuello del usuario utilizando el calor que éste emana, sino incluso memorizarla durante unos segundos. Durante el sueño cuando nos giramos, la propiedad de la “memoria” se pierde en cuestión de segundos y el colchón se adapta al instante a la nueva posición. De esta forma, no son la cabeza y el cuello a adaptarse a la almohada, sino al revés .

Muy populares son también las almohadas naturales y biológicas, hechas con hojas de maíz o frijoles (normalmente alforfón que, en realidad, no es un cereal). La presencia de material biológico ayuda a hacer la almohada envolvente y relajante, y muy fresca en verano.

Por lo tanto no existe un producto ideal y universal que funcione para todos. La preferencia de uno u otro es completamente personal. En general, de acuerdo con los productos disponibles en la actualidad, la mejor almohada es la que posee las siguientes características: fácilmente lavable e hipoalergénico, transpirable, con sistema permanente anti-ácaros y constituido de en un material con memoria de forma.

En conclusión, una almohada “estándar” debe tener una anchura de aproximadamente un metro por una altura entre 10 y 20 cm. Tampoco hay que subestimar las preferencias y sensaciones individuales. Para evitar que se convierta en un objeto lleno de gérmenes y suciedad, es bueno ventilarla todos los días, preferiblemente sin exponerla a la luz directa del sol. También es importante lavarla cuando es posible y utilizar fundas de algodón reemplazables. La vida media, dependiendo del uso y desgaste, es de 2-5 años.

Etiquetas de la entrada
, , , ,
More from Riccardo Cannella

7 Desastres de la Arquitectura Contemporánea

Los griegos y los romanos eligieron siete obras maestras que representaran en...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.