Cómo Cuidar un Bonsái

Cómo cuidar un Bonsái

Con el objetivo de evocar en quien lo mire una sensación de fuerza, madurez y, sobre todo, una profunda paz y serenidad, se está extendiendo cada vez más el culto del antiguo arte de cómo cuidar un bonsái.


El bonsái no es otra cosa que la reproducción a escala reducida de un árbol natural, dispuesto en pequeñas macetas. Cuidar un bonsái es un arte, que requiere conocimientos específicos en botánica, una atención diaria, así como una expresión artística importante.
Es una obra de arte sin fin, ya que la planta continúa creciendo y cambiando y requiere un cuidado frecuente. Cada estilo elegido debe adaptarse al árbol, dándole una apariencia natural, dependiendo, por supuesto, del gusto y la imaginación del ”artista”. El origen de este arte milenario ha sido importada desde China y difundida sólo más tarde en Japón.

 

El arte de cómo cuidar un bonsái es aparentemente difícil, sin embargo todo el mundo puede aprender, sólo tenemos que seguir instrucciones precisas y tener mucha paciencia.

 

Ligadura
Cuando queremos dar una forma particular a un bonsái se practica la ligadura.
Esto se realiza envolviendo con alambre de cobre el tronco y las ramas, forzando así el crecimiento de acuerdo a una curvatura establecida, pero sin apretar demasiado para no bloquear la circulación de la linfa. Una vez realizada esta tarea doblaremos suavemente las ramas en la posición elegida. La ligadura se puede repetir todos los años, hasta llegar a la forma deseada.

Podadura
En la tarea de cómo cuidar un bonsái la podadura es la operación que elimina los brotes o ramas, para mantener la forma elegida. Generalmente se practica en el período de primavera a otoño. En el caso de ramas demasiado grandes o antiestéticas, éstas deben ser eliminadas para mejorar la circulación de la linfa y evitar el crecimiento en altura del bonsái.

Defoliación
Sirve para obtener un bonsái del follaje compacto, con hojas gruesas y pequeñas, y muchos más numerosas. Es recomendable realizar esta práctica a principios del verano y en una planta en excelente estado de salud.

Riego y Humedad
El riego debe ser ajustado de acuerdo con el tipo de planta. Es recomendable no dejar que la tierra se seque demasiado prestando, sin embargo, especial atención también al riego excesivo.
El agua debe estar a temperatura ambiente, mejor si hervida anteriormente para disminuir la dureza y eliminar la posible presencia de cloro.
El grado higrométrico del medio ambiente debe oscilar entre 40% y 50%. Una humedad relativamente más baja determinaría una transpiración mayor respecto al agua que las raíces son capaces de absorber. Recomendables son duchas (en un cubo o bañera) cada 2-3 semanas.
También es aconsejable nebulizar un antitranspirante en las hojas y colocar la maceta en una bandeja llena de arcilla expandida húmeda.

Luz
El bonsái debe ser colocado en el interior cerca de una ventana luminosa, pero nunca a la luz directa del sol. Con la luz artificial encendida al menos entre 12 y 16 horas al día, el bonsái puede vivir bien incluso en zonas sin luz natural.

Abono
El cálculo de la cantidad de abono necesaria para cuidar de un bonsái es una necesidad para protegernos contra errores (deficiencias o excesos) que podrían ser muy perjudiciales. Por eso es recomendable más que nunca la “regla” del “poco y a menudo” sobretodo con mayor frecuencia en las primeras etapas de crecimiento. El abono debe hacerse justo antes y durante la floración y durante el período de inactividad de especies subtropicales. Es bueno humedecer el suelo antes de fertilizar. En invierno y en verano no hace falta realizar esta tarea.

Trasplantes
El bonsái tiene que ser trasplantado frecuentemente porque viviendo en un pequeña maceta absorbe rápidamente los nutrientes de la tierra. Para proceder con el trasplante la tierra debe estar seca para poder extraer fácilmente la planta y limpiar las raíces. Después del trasplante es importante proteger el bonsái, durante unas semanas, de la luz solar directa y de las heladas nocturnas. Además, nunca se debe realizar en los árboles enfermos o replantados recientemente.

More from Riccardo Cannella

Marketing Inmobiliario con YouTube

Cuando se trata de tener éxito en los negocios una de las...
Leer Más

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.