Cómo viajar con poco dinero

Viajar con poco dinero

Viajar es siempre una experiencia maravillosa, pero a veces las limitaciones financieras pueden impedirnos emprender nuestro viaje. Sin embargo, hoy en día existen varias opciones que permiten ahorrar bastante para permitir lograr tus deseos.

Planifica con tiempo y organiza por tu cuenta sin intermediarios, de esta forma encontraras precios de vuelos y de hoteles más económicos. Busca entre las principales líneas aéreas de bajo costo o en agencias de viajes online que proporcionan las mejores tarifas entre todas las compañías como eDreams, Skyscanner, etc. Busca en fechas flexibles y evita agencias de viajes que ganan comisiones cuando tu mismo puede reservar directamente en la red.

Olvídate de los hoteles de lujo, busca hostales, pensiones o incluso particulares que alquilan habitaciones. Los hostales, sobretodo si nuevos, suelen ofrecer los mismos servicios de un hotel, con habitaciones limpias, nuevas y con una muy buena relación calidad-precio. Al optar por este tipo de alojamiento tu presupuesto bajará considerablemente.

Evita viajar en temporada alta, es decir, de Julio a Septiembre y durante las vacaciones de Navidad. En estos períodos los vuelos y los hoteles tienen precios más caros. Es mejor planificar tu viaje con antelación y en períodos del año más “tranquilos” para encontrar precios más asequibles.

Un viaje, también, es una manera de acercarse a la cultura del lugar que se visita, así que evita comer en restaurantes de lujo o cadenas famosas. Prueba la comida típica local en restaurantes o puestos en la calle frecuentados por los lugareños y no busques los sabores de tu país de origen. De esta forma además de ahorrar dinero comerás mejor. Durante el día también aprovecha de los supermercados o puestos callejeros para unas meriendas rápidas.

Prepárate un itinerario flexible y abierto a la improvisación. Infórmate para descubrir todas aquellas actividades interesantes y gratuitas que ofrece la ciudad como exposiciones, espectáculos, conciertos y mercadillos. De esta forma aprenderás mucho más sobre la cultura local, sin tener que gastar nada.

En conclusión, disfruta de las pequeñas cosas que puede ofrecerte cada país que visitas: comer un helado en Italia, pararse a observar el Sena en Paris, ver un espectáculo de capoeira en las calles de Brasil o sentarse a la sombra de un árbol en un parque, puede ser más gratificante que gastar dinero en excursiones costosas.

More from Riccardo Cannella

Cómo Decorar Nuestra Casa Para la Navidad

Decorar nuestra casa para la Navidad es un asunto serio. Aunque sirvamos...
Leer Más

8 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.