Ejercicio Físico: Todo Está en la Motivación

Ejercicio Físico Todo Está en la Motivación

Si no somos personas madrugadoras, probablemente levantarse temprano para hacer ejercicio físico es una tarea prácticamente imposible. Sin embargo, con un poco de esfuerzo, todo el mundo puede mejorar su estilo de vida y disfrutar de los beneficios de esta elección sana y consciente. Vamos a ver como podemos ofrecernos las correctas “motivaciones” a nosotros mismos.

En primer lugar, vamos a ser literalmente más enérgicos: la sangre debe bombear con más fuerza en nuestras venas y nuestro cuerpo liberar endorfinas que necesitamos para sentirnos en plena forma. De acuerdo con expertos en finess y salud, es mejor que esto suceda durante el día, de forma que podamos relajarnos y descansar antes de ir a dormir.

Asegurémonos de que levantarse por la mañana y hacer ejercicio físico sea una tarea esencial. ¿Cómo? Simple: basta con llenar nuestros días con pequeños recordatorios. Apuntarlo en el agenda, en post-it, en el móvil, hablarlo con amigos, familiares y compañeros de trabajo.

¡¡Rendirse y renunciar no son opciones!! Sin embargo, para facilitar la actividad física por la mañana, tenemos que estar preparado tanto como sea posible: no hay nada peor que pasar minutos preciosos en búsqueda de zapatillas de deporte, botellas de agua o la equipación, recién levantados, así que asegurémonos de tener todo listo la noche anterior.

Otra recomendación es la de “recompensarse”, siempre y cuando se llega al objetivo establecido. Hacer ejercicio físico tiene que resultar agradable, incluso si el esfuerzo inicial es particularmente pesado. Para ello, después de la actividad, premiemonos con un “regalito”: si por ejemplo logramos entrenarnos tres veces a la semana, podríamos comprarnos un libro que hace tiempo queríamos leer, o, si hacemos el nuestro record en una carrera, podríamos comernos una pizza por la noche. Sin embargo evitemos las comidas demasiado calóricas: no hay nada peor que ver todos nuestros sacrificios perdidos en un postre.

Además, no seamos demasiado duro con nosotros mismos, y ¡¡no nos hagamos la vida imposible!! Elijamos las clases de ejercicios que más nos gusten, incluso si son las más simples. O hagamos una carrera de 10 minutos, si la idea de hacer 30 minutos nos echa para atrás antes de salir de casa. Con el tiempo, nuestro cuerpo se acostumbrará al esfuerzo y será capaz de gestionar mejor la fatiga. Realizando una actividad física regular nos daremos cuenta, día tras día, que nuestro cuerpo es capaz de darnos más de lo esperado.

More from Riccardo Cannella

¡¡¡WhatsApp es Ahora Totalmente Seguro!!!

WhatsApp es ahora totalmente seguro para todos los sistemas operativos. Esto quiere decir...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.