Fotos de Hijos en las Redes Sociales: ¿Si o No?

Fotos de Hijos en las Redes Sociales- ¿Si o No?

En la actualidad el uso de las redes sociales se ha convertido en una costumbre tan habitual que poner a disposición de cualquiera las imágenes más íntimas y preciosas de nuestros hijos, aunque inicialmente se hayan compartido con los amigos más cercanos, merece una mayor reflexión por nuestra parte.

Pero ¿Es realmente correcto publicar fotos de niños en las redes sociales?

 

Esta, sin duda, es una pregunta muy delicada que siempre vuelve a causar controversias entre los usuarios de éstas.

Por un lado tenemos muchos padres con el deseo común de compartir con amigos (cercanos y lejanos), y familiares, los mejores momentos de sus vida y especialmente de sus hijos: el bañito, la comida, mientras bailan, cantan, corren, duermen, incluso publican las ecografías. De hecho, según un reciente estudio estadounidense, alrededor del 92% de los niños menores de dos años “están” en Internet desde los primeros meses de vida. Por el otro, tal vez debido a un instinto de protección, hay padres que prefieren no compartir de momento fotos de sus hijos en las redes sociales, sino más bien esperar a que éstos tengan la justa edad para poder expresar sus opinión sobre este tema y dar sus consentimiento o no.

También hay un gran número de personas que, apoyados por abogados, psicólogos y otros, se oponen firmemente a estas “costumbres” y están intentando sensibilizar la opinión publica a reflexionar más y tener una atención más cuidadosa sobre lo que se publica en las redes sociales ya que las fotos publicadas corren el riesgo de caer en manos de terceros. Además, las imágenes que se publican contienen muchas informaciones. De hecho muchos expertos hablan de un aumento de ciertos delitos contra los menores, como resultado del uso desproporcionado de éstas.

Las redes sociales nos han obligado a volver a negociar con nosotros mismos lo que consideramos privado, público o compartible: la respuesta es diferente para cada uno de nosotros y por supuesto es diferente la percepción de lo que es privado y lo que no lo es. Sin embargo las medidas de precauciones deberían tomarse más en serio si se trata de bebés o niños muy pequeños. Está claro que publicar de vez en cuando una foto está bien, pero construir sobre nuestros hijos una constante dimensión narrativa digital, podría convertirse en una especie de “show de Truman” de una vida que tampoco es la nuestra.

Y tú, ¿qué piensas?

More from Riccardo Cannella

Reducir el Consumo de Azúcares: Nestlé Da el Primero Paso

Nuestra dieta es demasiado rica en azúcares, responsables en los últimos años...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.