Las Cosas Que No se Hacen en Facebook

Las Cosas Que No se Hacen en Facebook

Navegando por Internet, sobre todo por las redes sociales, seguramente habremos notado un número considerable de personas que, por la simple razón de creer que en la red no existan reglas, comparten contenido (fotos, vídeos, opiniones, etc.) poco apropiado. En realidad sí, existen. De hecho hay pautas (escritas o no escritas) del sentido común, que se deben respetar de la misma manera que seguimos las normas (escritas o no escritas) para vivir en sociedad.

Así que, antes de publicar un selfie, una imagen o un meme en Facebook (o Twitter o Instagram o cualquier otra red social), preguntémonos si se ajusta a uno o más de los criterios descritos a continuación ya que nos ahorraremos un montón de “dolores de cabeza online”.

Fomentar el odio
Facebook no es un lugar virtual donde manifestar sentimientos racistas o neofascistas. Cada comentario e imagen inútil, de odio y ofensiva serán bloqueadas por las redes sociales o por nuestros amigos activando la opción de ocultarnos del muro. Además estaremos demostrando lo inseguros que somos como persona.

Compartir informaciones privadas
Facebook es un lugar público al igual que un local lleno de gente o la calle principal de nuestra ciudad. En estos lugares probablemente nadie se plantaría hablar de los detalles de su divorcio, la muerte repentina de un ser querido, o la opinión para elegir un colegio privado para nuestros hijos. Comentarios acerca de estos asuntos son casi siempre inadecuados en un entorno público ¿verdad?

Poner “Me Gusta” en una noticia triste
No todos los sentimientos se expresan con un “me gusta“. A menudo, las personas que pasan muchas horas en las redes sociales se olvidan de que la gama de las emociones humanas es mucho más amplia que un “pulgar arriba” o “compartir“. Los “likes” son válidos sólo en Facebook ya que nuestra tristeza por una tragedia no se mide por el número de “me gusta” obtenidos o enviados.

Mencionar a alguien que no quiere ser nombrado
Antes de geolocalizar alguien, etiquetarlo en una imagen o escribir sobre donde se encontraba la noche anterior, sería mejor pedir su consentimiento. No todas las personas comparten la idea de que tener un perfil en una red social quiere decir renunciar a sus privacidad.

Publicar contenido que podría poner en peligro nuestra carrera laboral
Nadie enseña su lado peor durante una entrevista de trabajo. Así que ¿por qué hacerlo en un lugar visible a cualquiera que busque información sobre nosotros? De hecho, cada vez más, los empleadores buscan informaciones sobre los posibles candidatos en sus perfiles sociales.

Publicar intencionalmente fotos o post ridículos
Lo qué nos hace reír ahora podría avergonzarnos o crear serios problemas mañana. La sabe bien un chico de 14 años de Pensilvania (EE.UU.) que esta cumpliendo dos años de cárcel por publicar una imagen en la que profanaba una estatua de Jesús imitando un acto sexual. Para no caer en estos errores, los expertos aconsejan preguntarse antes de publicar algo, que pensaría nuestra abuela del contenido. Una manera segura de conseguir no “ensuciar” nuestra reputación.

More from Riccardo Cannella

Ya están aquí Nexus 6, Nexus 9 y Android Lollipop

Una presentación estándar para el Nexus 6 no ha habido, sin embargo,...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.