Whatsappitis: Qué es y Cómo Prevenirla

Whatsapp

Me gusta WhatsApp pienso que es una buena manera de mantenerse en contacto con quien quieras y cuando quieras, pero siempre sin exagerar, ya que el uso excesivo de cualquier cosa siempre genera dependencias y malestares. Es un hecho que las enfermedades y los problemas de salud están en constante transformación y, en la actualidad, debido a la tecnología y a los movimientos repetitivos que requieren el uso de ciertos instrumentos, las inflamaciones de los tendones y de los músculos flexores de la mano son cada vez más comunes.

Así que si en los años noventa se hablaba de Nintendinitis a causa de la inflamación de los pulgares, debido al uso excesivo de la consola japonés, hoy hablamos de Whatsappitis, una inflamación de los tendones de la mano causado por el uso prolongado de aplicaciones para chatear en los dispositivos móviles, incluyendo el mismo WhatsApp.

Esta nueva enfermedad moderna fue diagnosticada por primera vez en una mujer granadina de 34 años, médico en su sexto mes de embarazo, que el día de Navidad se presentó al servicio de urgencias del mismo hospital donde trabaja con las muñecas doloridas después de haber pasado seis horas sosteniendo su teléfono móvil del peso de 130 gramos para contestar a los numerosos mensajes de felicitaciones recibidos en el WhatsApp. El incidente ha sido reportado, aunque meses después, por la prestigiosa revista médica internacional “The Lancet” según la cual la Whatsappitis es una enfermedad real que afecta a muchas personas que pasan horas escribiendo en sus smartphones, causando lesiones a las muñecas que pueden quedarse inflamadas y doloridas, incluso después de varias horas. En este caso, el peso asociado con el largo y continuo movimiento de los pulgares en el teclado táctil ha sobrecargado las muñecas causando una inflamación molesta en la región de la estiloides radial de ambas muñecas.

¿Qué hacer entonces?

Como explicó la Dra. Inés Fernández Guerrero que ha estado tratando la paciente, la única cura posible es la suministración de fármacos anti-inflamatorios y la abstinencia total y obligada a chats y mensajes de texto.

Lo dicho hasta ahora, obviamente, no tiene intención de alarmar las muchas personas que utilizan WhatsApp, porque si bien es cierto que por un lado la Whatsappitis parece extenderse, no sólo entre los adultos, sino también entre los niños y jóvenes, debido al creciente uso de dispositivos tecnológicos, tales como smartphones y tablets, por el otro, está claro que el problema surge únicamente cuando se utiliza WhatsApp, o aplicaciones similares, de forma espasmódica y excesiva. Por lo tanto, para evitar molestias, es necesario un uso moderado y en ocasiones usar la opción reconocimiento de voz para enviar los mensajes.

¡También podemos volver a llamar!

Etiquetas de la entrada
, , , ,
More from Riccardo Cannella

Cómo Cuidar un Bonsái

Con el objetivo de evocar en quien lo mire una sensación de...
Leer Más

2 Comments

  • En alguna oportunidad me ha dado algo en la mano derecha por utilizar el ratón del ordenador por muchas horas seguidas, pero nunca imagine que por el whatsapp podría dar algo parecido.#

    • ¡Hola Atrios y gracias por comentar!
      El uso excesivo de cualquier cosa siempre genera dependencias y malestares,
      mejor no exagerar.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.